Gracias a la familia Vanegas.

26/12/13

Emilio jimenez Táboas

Consejero de la Embajada de  Cuba en México.

El sábado 21 de diciembre de 2013 a un grupo de niños de la Embajada de Cuba en México, junto a sus padres,  les dieron “posada” en casa de la familia Vanegas, en la Colonia Morelos de la Ciudad de México, de la misma manera que hace 59 años acogieron a Fidel, Raúl, Che, Camilo y otros revolucionarios cubanos en su peregrinaje para preparar esa expedición aventurera y gallarda.

Nada más simbólico y ético. Allá por 1955 ó 1956, los recibieron cuando pocos querían hacerlo, no hubo necesidad de que nuestro Fidel llegara a Belén, porque los Vanegas, como María Antonia, Alfonsina, Orquidea y Odilia  Pino y el “Cuate”, le permitieron que naciera la Revolución en cuna mexicana, humilde y limpia.

Ese sábado, llegamos a la casa enorme de la calle Penitenciaria número 27. Mientras avanzaba la caravana de autos pensaba en este pueblo nuestro que sigue combatiendo a todo sudor, al que tenemos el honor de representar en el extranjero y pensaba en el privilegio de ser recibidos por esa familia espléndida, sin ofrecer nada a cambio.

Los Vanegas nos llenaron con sus recuerdos, con el canto del corrido que Arsacio Vanegas escribió para Fidel.

Nada es comparable para los nacidos en Cuba, como ver fotos del Comandante en Jefe con Irma Vanegas Arroyo, hermana de Arsacio y de Joaquina, en 1988 durante su visita a México; o con el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés en esa residencia en 2003; el mate donde el Che tomaba su té argentino; los libros dedicados por el Che y Fidel al luchador mexicano en 1960; la capota roja de torero que Raúl le regaló a Raúl (Cedeño Vanegas), a quien debe su nombre y bautizo. Para los niños fue una clase magistral de la historia de Cuba y para los mayores acompañantes, ver y escuchar con garganta anudada lo que habían aprendido en sus años escolares.

Gracias a la familia Vanegas y sus descendientes que siguieron el patrón, gracias porque ahí están con nosotros, que somos ellos y que seguiremos estando mientras haya aire que respirar y  pobres por socorrer.

¡Viva la amistad de los pueblos de Cuba y México¡

Anuncios

La Habana, Washington y el caso Alan Gross.

26/12/13

Salim Lamrani (Opera Mundi)

Desde hace cuatro años, Alan Gross está encarcelado en Cuba donde cumple una condena de 15 años de prisión por “subversión”.

Desde el 3 de diciembre de 2009, Alan Gross está encarcelado en La Habana. Era empleado de la Development Alternative, Inc (DAI), subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), la cual a su vez depende del Departamento de Estado. Gross fue juzgado y condenado a 15 años de prisión por distribuir equipos satelitales, en el marco de un programa del Departamento de Estado de «promoción de la democracia en Cuba», cuyo objetivo es un “cambio de régimen” en la isla.[1]

Según Washington, Gross se encontraba en La Habana para ayudar a los miembros de la comunidad judía cubana a “a conectarse con otras comunidades judías del mundo”.[2] No obstante, la misma comunidad judía de La Habana contradice la versión oficial de Estados Unidos y de la familia Gross. Por su parte la Agencia estadounidense Associated Pressseñala que los “líderes de la comunidad judía de Cuba negaron que el contratista estadounidense Alan Gross […] hubiera colaborado con ellos”.[3] Del mismo modo, la Agencia Telegráfica Judía precisa que “los principales grupos judíos de Cuba han desmentido cualquier contacto con Alan Gross y cualquier conocimiento de su programa”.[4] Sigue leyendo

Cuba y el precio de la independencia.

26/12/13

Ángel Guerra Cabrera

Cuba concluye 2013 con una mortalidad infantil de 4.2 por cada mil nacidos vivos, un índice que no alcanza ningún otro país de América Latina y el Caribe y ni siquiera muchos países desarrollados. Esa cifra la coloca en el selecto grupo de diez países con menor muerte infantil en el mundo precisamente en el momento en que en muchas otras naciones se reduce sustancialmente –como en la rica Europa- el gasto público destinado a educación, salud y al bienestar de la población.

Lo que quiere decir este dato es que en el año 55 del triunfo de su revolución Cuba continúa abrazada a la utopía. En un mundo donde es tan frecuente inclinarse ante Estados Unidos la isla no cede un milímetro ante sus enormes presiones y amenazas. Nada de políticas de ajuste, nada de apertura indiscriminada al mercado, nada de privatizaciones, nada de ceder un ápice de soberanía sobre sus recursos naturales.

Cuando podría suponerse que décadas de lucha merman sus fuerzas, se empeña en identificar sus propios yerros e insuficiencias, que en algunos casos hunden sus raíces en los vicios generados por siglos de dominación colonial y neocolonial o se deben a la copia de esquemas del llamado socialismo real. Lo hace con el objetivo de “cambiar todo lo que deba ser cambiado” para hacer sostenible y próspero el socialismo cubano. Pese a los enormes obstáculos y eventuales retrocesos, en el saldo general avanza, aunque a veces no lo parezca y los problemas a enfrentar se antojen insuperables. Sigue leyendo

Fidel sobre el asesinato por EE.UU. de guerrilleros colombianos… hace tres años

El mundo entero, y hasta CNN, se han hecho eco del artículo del diario The Washington Post acerca de cómo el gobierno de Estados Unidos ha participado en el asesinato de guerrilleros colombianos. 

Infructuosamente, he esperado tres días para ver si algún medio de prensa recordaba que esa denuncia fue realizada por Fidel hace más de tres años en una de sus Reflexiones. El texto de Fidel partía de la destitución de la Senadora Piedad Córdoba por el mismo fiscal que acaba de invalidar al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y comentaba, además, el show cómplice que CNN montó alrededor de uno de esos asesinatos. 

Hace sólo una semana, estaba a punto de iniciarse el debate general del 65 Período de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas. Durante tres días, se habían discutido las penosas metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y el jueves 23 de septiembre se iniciaba la Asamblea General, con la participación de los Jefes de Estado o de altos representantes de cada país. El primero en hacer uso de la palabra sería, como es costumbre, el Secretario General de la ONU y, de inmediato, el Presidente de Estados Unidos, país sede de la Organización y presunto amo del mundo. La sesión comenzaba a las 9 de la mañana. Como es lógico, estaba interesado en conocer qué diría el ilustre Barack Obama, Premio Nobel de la Paz, tan pronto concluyera Ban Ki-moon. Imaginé ingenuamente que la CNN en español o en inglés trasmitiría el discurso, generalmente breve, de Obama. Por esa vía escuché los debates entre aspirantes a ese cargo en la ciudad de Las Vegas, dos años antes.

Llegó la hora, pasaban los minutos y CNN ofrecía noticias aparentemente espectaculares sobre la muerte de un jefe guerrillero colombiano. Estas eran importantes, pero no de especial trascendencia. Continuaba yo interesado por saber qué decía Obama de los gravísimos problemas que sufre el mundo.

¿Acaso la situación del planeta está para que ambos estén bobeando y haciendo esperar a la Asamblea? Pedí que pusieran en otro televisor la CNN en inglés y tampoco una palabra sobre la Asamblea. Entonces,

Entonces, ¿de qué hablaba la CNN? Daba noticias, y esperaba que concluyera las que emitía sobre Colombia. Pero pasaron 10, 20, 30 minutos y seguía en lo mismo. Narraba incidencias de un colosal combate que se estaba librando, o se había librado, en Colombia, los destinos del continente iban a depender de eso, según se deducía de las palabras y el estilo de la narración del locutor. Se mostraban fotos y filmes en todos los colores de la muerte de Víctor Julio Suárez Rojas, alias Jorge Briceño Suárez o “Mono Jojoy”. Es el golpe más fuerte recibido por las FARC, afirmaba el locutor, supera la caída de Manuel Marulanda y la de Raúl Reyes juntos. Acción demoledora, afirmaba. Según se deducía, había tenido lugar un espectacular combate con la participación de 30 aviones de bombardeo, 27 helicópteros, batallones completos de tropas selectas empeñados en feroz acción bélica.

Realmente, algo más que las batallas de Carabobo, Pichincha y Ayacucho juntas. Con la vieja experiencia en estas lides, no concebía semejante batalla en una región boscosa y apartada de Colombia. La descomunal acción estaba condimentada con imágenes de todo tipo, viejas y nuevas, del comandante rebelde. Para el redactor de noticias de CNN, Alfonso Cano, quien sustituyó a Marulanda, era un intelectual universitario que no gozaba de apoyo entre los combatientes; el verdadero jefe había muerto. Las FARC tendrían que rendirse.

Hablemos claro. Las noticias referidas a la famosa batalla en la que murió el comandante de las FARC -un movimiento revolucionario colombiano que surgió hace más de 50 años, después de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, asesinado por la oligarquía- y la destitución de Piedad Córdoba, están muy lejos de llevar la paz a Colombia; por el contrario, podrían acelerar los cambios revolucionarios en ese país. Sigue leyendo

El# papa Francisco y la exhortación incendiaria. Carlos Marx y el sermón de la montaña.

Por: Eduardo Gómez* | Ciudad del Vaticano

Cuando conocí el texto de la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” sobre el anuncio del evangelio en el mundo actual, sonreí satisfecho, preguntándome como serían los escenarios que generaría este incendiario “cóctel molotov evangélico” y no me sorprendió  que el padre Federico Lombardi en la Sala de Prensa de la Santa Sede, respondiera como lo hizo cuando un periodista presente en dicho recinto le preguntó si referente a la exhortación, existía alguna relación entre el último texto doctrinal pontificio y el marxismo.

Conociéndolo como lo conozco, di por seguro que Lombardi contestara “yo solo respondo a las preguntas que merecen la pena tomar en serio”, lo cual me acercó muchísimo al momento en que presencié en el salón de conferencias de Radio Vaticano (situado a la derecha de la entrada principal en una acogedora sala de reuniones) cuando le preguntaron como se sentía por ser el “bombero del papa”, en alusión a los esfuerzos por apagar algún que otro “escenario incendiario” vinculado con Benedicto XVI.

El padre Lombardi es una persona educada, muy inteligente y genial en sus respuestas. Sencillamente se sonrió y respondió “con temor a quemarme, pero sin evitar el fuego”, todos nos reímos y le dimos una cerrada ovación de aplausos como muestra de respeto. Espero que él recuerde ese momento con el mismo agrado que lo recordamos tanto yo como otros colegas periodistas  allí presentes en mayo del 2010. A todas luces, esa fue una pregunta que meritaba ser tomada en serio.

Al ampliar sobre el tema, resulta que la exhortación apostólica antes mencionada fue calificada por primera vez de contenido marxista por el ultra conservador y locutor estadounidense Rush Limbaugh, considerada una de “las estrellas mediáticas del Tea Party” y amigo personal del senador, ahora de filiación católica después de ser mormón y bautista, Marco Rubio, conocido por sus directos ataques al papa Benedicto XVI por su viaje a Cuba y por utilizar los escenarios que su posición política le ofrece, para cuestionar los propósitos y las acciones de la Santa Sede . Su intervención de marzo del 2012 en el Foro de la Fundación Heritage así lo demuestra.

Como recoge el refranero y la sabiduría popular, Dios los cría y el diablo los junta. Confieso que rápidamente me llené de interrogantes.

En el artículo donde leí esta información, se recoge que “lo que dice el papa es puro marxismo” según planteó Limbaugh al evaluar el contenido del texto del documento, planteando también que “hubiera sido inconcebible que un papa creyera o dijera esto hace algunos años”, así como que “lo planteado es vergonzoso y desconcertante”, añadió. Incluso llegó a valorar la posibilidad que “alguien halla escrito esto (refiriéndose al documento) por él (refiriéndose al papa) o lo ha influenciado”.

La ingenuidad de esta “estrella mediática” y figuras políticas de ultraderecha como el senador Marco Rubio, es impactante, y solo es creíble si se analiza desde la óptica de la maledicencia, la intencionalidad que busca el descrédito, la incomprensión y la negativa al diálogo constructivo. Lo preocupante es la repercusión que le están dando algunos medios que sirven como reproductores de tan negativa actitud. Es conocido que el slogan del cuerpo de propaganda de Hitler era que una mentira repetida mil veces llega a ser y tener la fuerza de una verdad. Todos conocemos que ha sucedido en la historia con esos propósitos y mi temor es que en este caso, pueda repetirse. Sigue leyendo

Avatares de un activista a favor de Cuba en EEUU.

22/12/13

PAUL GUZZO

En algún momento los vecinos de Abelardo Arteaga veían con buenos ojos el hecho de que él haya apoyado a la Cuba de los hermanos Castro. Cincuenta años atrás, los vecinos de Ybor City y West Tampa bailaron en las calles el primero de enero para festejar el triunfo de la revolución.

Muchas cosas han cambiado desde ese día de 1959. En Cuba se impuso el comunismo. Cayó la Unión Soviética. Fidel Castro le entregó el poder a su hermano Raúl. Once presidentes estadounidenses desfilaron por la Casa Blanca.

Algo que no cambió, no obstante, es el apoyo de Arteaga, un nativo de Tampa, a la isla.

Con sus 91 años, Arteaga es un veterano de las batallas para anular el bloqueo comercial y a los viajes que impuso Estados Unidos. Lo cuestionó desde el primer momento y se peleó con quienes dicen que la revolución generó nuevas formas de opresión para la gente que no está con ella.

Arteaga ha donado alimentos, ropa y medicinas. Compró un autobús y una silla de ruedas para un ancianato en Cuba.

Sus actividades no han pasado inadvertidas por La Habana.

Cuba lo declaró ciudadano honorario en 2007, en un acto llevado a cabo en su Sección de Intereses en Washington DC, en el que se le dio incluso un pasaporte cubano para facilitar los viajes. Sigue leyendo

¿Dónde están los desertores mitómanos de la televisión anticubana de Miami?

20/12/13
Edmundo García (www.latardesemueve.com)

Sobre Cuba siempre hay temas interesantes para trabajar; pero para los medios de esta ciudad solo sirve lo que permita difamar y atacar. Unos temas están más cerca en el tiempo, otros más lejos. Hoy quiero hablarles de uno relacionado con la historia reciente; con el “pasado” de hace unos cuatro o cinco años. Parece poco tiempo, pero en Miami se olvida demasiado pronto; por eso es una ciudad a la que los farsantes le pueden mentir impunemente una y otra vez. A veces, con la misma mentira. Parecería que Miami grita la letra de aquel bolero que decía: “Miénteme más, que me hace tu maldad feliz”.

Lo que les voy a contar fue sensación hace poco tiempo; pero igual que se infló, de pronto desapareció y los medios hacen todo lo posible porque no se recuerde. Los propios protagonistas han desaparecido de la escena. ¿Dónde están? ¿Qué ha pasado con sus vidas? Entre los años 2006 y 2009, quizás un poco más, hubo aquí una euforia con personas que aseguraban poseer y estar dispuestas a revelar en primicia, los secretos más importantes sobre Cuba.

Sucedió principalmente en televisión, en los programas que a las 8 de la noche tenían Oscar Haza (A mano limpia) y María Elvira Salazar (Polos opuestos). El auge que lograron en aquella época pasó ya; las cosas que se “revelaron” no conservan ninguna credibilidad. Nadie las refiere: ni los académicos, ni los periodistas y ni siquiera la gente común. Digamos que aquella fue la “época dorada” de la televisión anticubana en Miami. Lo que ahí se decía repercutía en la prensa escrita y en la radio al siguiente día. Sigue leyendo