México reconocerá a Palestina: Shaath.

Nabil Shaath, comisionado general de Relaciones Internacionales de El Fatá, dijo que México aceptó reconocer a Palestina como Estado independiente, aunque no se dijo la fecha exacta.

CIUDAD DE MÉXICO.- Nabil Shaath, comisionado general de Relaciones Internacionales de El Fatá y del Consejo Legislativo dePalestina, se reunió ayer con el canciller, José Antonio Meade, para solicitarle que el gobierno del presidente, Enrique Peña Nieto,reconozca a Palestina como un Estado independiente tal como ya lo han hecho 34 naciones de América Latina, incluidas Brasil, Argentina y Chile.

En entrevista con El Financiero, Shaath, quien se desempeñó durante 14 años como canciller del gobierno del desaparecido líder Yasser Arafat, aseguró que en principio, el canciller Meade le garantizó que México otorgará dicho reconocimiento, pero no se comprometió a dar un tiempo específico para hacerlo.

“El gobierno mexicano tendrá que decidir, es un proceso de toma de decisiones que involucra también al legislativo, pero finalmente la última decisión está en el gobierno, yo contesté a todas las preguntas y ellos me dijeron que en principio lo harán, cuando, no lo sé”, dijo.

Añadió que dicho reconocimiento no tendría por qué provocar algún distanciamiento o problema con Israel o Estados Unidos “ya que no implica un desconocimiento de cualquier otro Estado”.

Recordó que México votó en el año 2012 a favor de Palestina para convertirse en un Estado observador no miembro en las Naciones Unidas y durante muchos años fue líder en la promoción de la causa palestina en toda América Latina, por lo que ahora sólo falta “que dé el paso decisivo, un paso adelanto” hacia el reconocimiento de un Estado pleno independiente.

“No es un sentimiento fácil el saber que uno de los cuatro países que faltan por reconocer al Estado Palestino es México, junto conColombia, Jamaica y Panamá”, añadió.

Destacó que para Palestina es importante el reconocimiento de nuestro país para hacer cumplir los acuerdos de Oslo y hacer avanzar las negociaciones de paz que Israel mantiene estancadas.

“Es por eso que estoy en México y estuve en Panamá antes de aquí, es un país pequeño justo como Palestina, pero también necesitamos su reconocimiento, ellos me prometieron que van a reconocer a Palestina, pero mi corazón pertenece a México, quiero regresar a casa con el compromiso de que México nos va a reconocer y que con esto nos ayudará a alcanzar la libertad y la paz que necesitamos en Palestina”, dijo.

“El mundo está cambiando, antes de que yo llegará a Panamá estuvo el presidente Barack Obama firmando la nueva apertura de relaciones con Cuba, quien hubiera pensado hace unos pocos años que esto era posible, quién hubiera pensado que era posible negociar con Irán en lugar de pelear, quien hubiera pensado en que el mundo dejaría de ser unipolar solamente con Estados Unidos como líder y se convertiría en este mundo multipolar en donde hay representatividad de América latina, Asia, Africa, queremos ver que México sea uno de esos países que tienen un papel de liderazgo en traer paz para el mundo y para Palestina”, insistió Shaath quien además se reunió con la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República, Gabriela Cuevas.

Anuncios

#Ayotzinapa: “El lugar de las tortugas”.

Ayotzinapa es una palabra que llegó a nuestros oídos, mentes y corazones por una triste razón: 43 estudiantes normalistas rurales fueron desaparecidos. Pertenecían a la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, un pequeño poblado del estado de Guerrero, en México.

Este 26 de julio se cumplieron 10 meses desde que los 43 estudiantes fueron desaparecidos durante una protesta fuertemente reprimida por el ejército mexicano y la policía municipal. Sus compañeros cuentan que la última vez que los vieron estaban siendo llevados por las Fuerzas Armadas en un camión. Es por eso que los padres responsabilizan al Estado Mexicano por su desaparición y es hacia el Estado donde se dirige el grito ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

En el marco de la Jornada Mundial por Ayotzinapa, se realizó el “Encuentro de Medios Libres” del 23 al 26 de julio. Medios alternativos, comunitarios, autónomos, libres o como les llamen de todo México y de varios países de América Latina: Ecuador, Perú, Brasil, Argentina, Cuba, Chile, llegaron a Ayotzinapa para brindar su solidaridad comunicacional.

La tortuga

En la cancha de baloncesto de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa ya nadie juega. Desde septiembre del 2014, cuando desaparecieron los 43 normalistas, la cancha fue ocupada por 43 pupitres con fotografías y tortugas de papel. La cancha es, además, la cocina donde padres y madres de los desaparecidos preparan alimentos y se reúnen. Para muchos la escuela pasó a ser su hogar. Ahí duermen, viven y se organizan para exigir justicia por sus hijos.

Ayotzinapa significa “lugar de tortugas” en lengua Nahuatl. Es, también, el símbolo de la Escuela Normalista. Para los familiares, amigos y compañeros de los 43 desaparecidos la tortuga se ha convertido en el símbolo de su lucha: paciencia hasta encontrar a sus hijos y justicia a los responsables. La justicia tarda, pero cuando llega es implacable, dice un graffiti en una de las paredes de la escuela. Es que en Ayotzinapa, las paredes cuentan historias. Cuentan la solidaridad y el sentido de esta escuela normalista rural.

Las escuelas normalistas son un legado de la Revolución Mexicana de 1910. Su modelo se basa en que la educación debe llegar a los sectores más despojados; en este caso, a los campesinos y campesinas. Es por eso que a las escuelas normalistas rurales asisten jóvenes campesinos, hijos de campesinos, que posteriormente cumplirán su labor de maestros en las zonas rurales más marginales de México.

En la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa no solo se han formado profesores rurales, sino líderes sociales, luchadores que históricamente han incomodado al poder. Es por eso que en los últimos años, los gobernantes de turno en México arremetieron contra las escuelas normalistas rurales; ya que para ellos son un “nido de guerrilleros”. Reformas, leyes y la represión de las Fuerzas Armadas de un Estado capitalista, como es el mexicano, han puesto todas sus fuerzas para desaparecerlas.

La protesta de 2014 –donde se produce la desaparición de los 43 normalistas– era una de las tantas protestas realizadas por los estudiantes exigiendo, entre otras cosas, el presupuesto necesario para seguir funcionando. La escuela de Ayotzinapa es internado. Los estudiantes rurales acceden a la educación, vivienda y alimentación de forma gratuita; esto permite que estudiantes de zonas muy marginales accedan.

El gobierno mexicano de Peña Nieto quiere modificar la legislación y desaparecer las escuelas normales rurales. Para él, las escuelas rurales no tienen razón de ser. Pero para las comunidades campesinas, las escuelas rurales son indispensables porque fortalecen el acceso a la educación pública. Además, mientras la pobreza exista en México las normales rurales tendrán razón de ser, afirman los estudiantes.

No son 43 desparecidos, son millones es el texto de un sticker en la puerta de la radio Voces Nuestras, de Ayotzinapa. La desaparición de los 43 normalistas fue la punta de un hilo que va abriendo la realidad de la violencia en México: desapariciones forzadas, la narcopolítica y la impunidad. Pero a la vez, Ayotzinapa es la punta de otro hilo, de solidaridades y luchas para quienes exigen justicia, verdad y otros mundos posibles en México y en América Latina.

(Tomado de Komanilel)

Gerardo Hernández: Lo que celebramos cada 26 de julio.

Por: Yosbel Bullaín Viltres, Yuliat Danay Acosta

Para Gerardo Hernández la paz tiene un significado vital. Sólo quien ha tenido que prescindir de la luz natural y de la emoción al contacto con lo querido, por arriesgarse a defender la vida al punto de comprometer la suya propia, reconoce el valor de la tranquilidad ciudadana. Este domingo, Gerardo vivirá por segunda vez una primera vez. Después de más 16 años de condena, vuelve a celebrar un 26 de julio junto a los suyos. Pero los recuerdos quedan intactos en la memoria como un álbum de fotos cronológico. No se puede borrar lo vivido.

Sobre simbolismo personal con que Los Cinco celebraban desde la distancia física las fechas patrias de Cuba y de cómo aún en la cárcel los residentes en Estados Unidos no escapan a la manipulación mediática que sufre Cuba en fechas históricas para la Revolución como el 26 de julio y sobre sus motivos para defender sus ideas, conversa con Cubadebate a nombre de Los Cinco, Gerardo Hernández.

“Además del castigo normal, que significaba la prisión, teníamos determinados castigos adicionales y uno de ellos era que si queríamos ver televisión en algún momento, teníamos que padecer de la misma propaganda a la que está sometido todo el mundo en Estados Unidos. Por ejemplo, 20 de mayo, en Univisión particularmente, transmitían! Felicidades a Cuba por el día de la independencia! Y había veces que los presos que escuchaban eso, se viraban y me decían: ¡Oye, Cuba, felicidades! Y yo les decía! A mí no me felicites hoy, que yo no celebro todavía! -¿Pero por qué?- Y tenía que empezar a explicarles: -¡No, a mí me felicitas el 1ro de enero! Eran situaciones propicias para darle una clase de historia, porque ellos me felicitaban de buena voluntad. Eso sucedía constantemente: ¡Felicidades Cuba! ¡Felicidades!

“El 26 de julio, por supuesto, en la gran mayoría de los canales ni mención se hacía, aunque sí hubo oportunidades que en algunos canales en inglés, sobre todo cuando había un acto masivo, se hacía referencia a la fecha y explicaban un poquito a grandes rasgos. Yo siempre me enganchaba mi banderita, que ahí la tengo porque la pude recuperar. Aunque muchas veces la tenía puesta sin celebrarse ninguna fecha, en las célebres, las fechas conmemorativas nuestras, siempre la lucía y había gente que lo notaba y me decían: ¡Oye Cuba, estás de gala hoy! -No, es que hoy es un día importante-, les explicaba. Así sucedía el 1ro de enero, el cumpleaños de Fidel, 26 de julio… las fechas nuestras… Esa era la manera de conmemorarlas porque no podía hacer otra cosa. Aunque sí estos incidentes nos dieron la oportunidad para educar a muchas personas sobre este tipo de cuestiones, porque cuando veían por el televisor: ¡Felicidades a Cuba por el día de la independencia!, todo mundo pensaba que el día de la independencia de Cuba era el 20 de mayo porque no conocen el trasfondo político de esta desinformación.

“Por mucho tiempo los 26 de julio ocurría esto, hasta que ya después, con los años, la gente que llevaba mucho tiempo con uno, sabe. Y bueno, de más está decirte que lo mismo sucedía con el caso de Los Cinco. Nosotros siempre poníamos de ejemplo el caso nuestro cuando conversábamos con los otros presos. También se daba el hecho de que te pintan a la Cuba prerrevolucionaria como el paraíso terrenal. Yo siempre les hacía esta anécdota: Aun estando en la calle, escuchaba la radio de Miami para monitorear Radio Martí. Un día, después de una llamada de esas, hay una señora que llama y dice: ¡Ay Martha, esos comunistas que entran aquí a decir que…! ¡Eso es mentira Martha! Porque yo me acuerdo que nosotros teníamos el yate, Martha, y vivíamos en Miramar y entonces bajábamos y cogíamos el yate y salíamos a pasear las tardes lindas de Cuba. Y eso de que tú caías preso y te torturaban, ¡mentira Martha!, porque si tu conocías a alguien en el gobierno, te sacaba Martha. Y yo me decía: !Qué cosa más increíble que esta mujer dice!

“Cuando ya tenían confianza contigo te preguntaban, ¿esto era así? que fusilaban gente… Tenía que explicarles lo que encontraron en las estaciones de policía cuando hallaron todos los aparatos de torturar, de sacar ojos. ¡En la mente nadie cabe que se puedan hacer ese tipo de cosas y menos a los cubanos! En la mente de un muchacho eso no es fácil, necesitas procesarlo. Y aquellas bohemias con aquellas imágenes, de jóvenes asesinados, torturado que tiraban por el laguito con un niple en el pecho y decían que eran terroristas, ¡eso a mí me marcó!

“Cuando llegas allá y te ponen las imágenes de fusilados y te hablan de los fusilados de Castro, de los fusilados el Che, te reiteran una imagen muy famosa de Blanco Rico, creo que era el jefe de la policía. Cuando lo fusilan, me acuerdo el tipo con un traje blanco, la revista bohemia decía que sus últimas palabras habían sido: ¡Bueno, ya llegaron hasta aquí muchachos… sigan pa’lante con esta revolución…! ¡Y el tipo era tronco de asesino! Entonces ellos ponen la imagen esa cuando lo fusilan, el tipo cae para la fosa, y te ponen una imagen de los fusilados de Castro, pero nunca te dicen quién era realmente ese hombre. Entonces cuando te ponían un documental de este tipo, yo le decía a los muchachos: Sí, pero lo que no han dicho es quien era realmente ese hombre. Y entonces yo me ponía a hacerle el cuento de todos los aparatos de torturas que se encontraron en las estaciones de policías.

“Después, cuando nos llegó de Cuba el libro de los artistas que tiene diferentes obras “Desde la soledad y la esperanza”, y ahí hay una parte donde salen imágenes de esas Bohemias donde se mostraban esos mismos aparatos de sacar unas de sacar los ojos, y yo les decía: ¡Miren, ese era el paraíso que querían hacer ver que Cuba era antes! Creo que eso es algo en lo que nosotros tenemos que insistir, porque ahora mismo hablo con mis sobrinos, por ejemplo, y esas imágenes no las conocen, y es algo en lo que nosotros tenemos que seguir insistiendo para que la gente sepa qué era lo que ocurría aquí en realidad. Aunque hoy está de moda ponerte los carros de los 50, la arquitectura de los 50, la música de los 50, pero no se habla de eso otro que ocurría aquí. Tenemos que estar constantemente recordándoselo a los muchachos jóvenes, porque si dejamos que ganen la batalla los que te quieren pintar aquellos años como la época dorada en Cuba, estaremos muy mal.

“Por ejemplo donde hice el preuniversitario, en la antigua 14 estación de policías, estoy seguro que muchos muchachos de los que estudian hoy ahí, no tienen claro qué pasaba ahí antes, a cuantos jóvenes torturaron ahí en el sótano donde se da educación laboral. Hay que estar constantemente haciendo hincapié en eso, porque de lo contrario es una escuela más, una edificación más, pero cada lugar tiene su historia. ¿Cuantas veces no pasamos por al lado de un tarja y nadie se detiene a mirarla, y en esa misma esquina, en ese mismo lugar, pueden haber asesinado, por ejemplo, a un estudiante a balazos y la gente pasa por ahí como si nada? Pero eso pasa porque nacimos en un país tranquilo, en un país donde este tipo de crímenes no ocurren y lo damos como algo normal que ocurrió en una época.

Nosotros estos 16 años lo pasamos con jóvenes mexicanos, salvadoreños, hondureños, jóvenes estadounidenses, oyendo sus historias. El último compañero que yo tuve con 24 años tiene dos cadenas perpetuas, y me decía: “Cuba” lo que pasa es que yo me he criado en este ambiente, mi padre tuvo que meterse en pandillas para poder mantener a mi familia, y entonces yo crecí viendo eso. Una vez llegaron unas camionetas a mi casa buscando a mi papá y él se escondió, cogieron a mi tío, se lo llevaron, y al otro día cuando amaneció estaba muerto; y eso dividió a mi familia para siempre, porque mi abuela nunca perdonó a mi papá porque dice que por su culpa mataron a mi tío. Pero es así- me dijo- en esa ciudad tus sales con tu novia, tienes que hacerlo con tremendo cuidado, porque pasas por el lugar equivocado y viene alguien y te dice: esa muchacha me gusta, y te la arrebata de las manos y nunca más la vez.

“Recuerdo que la primera vez que me hizo esta historia, yo de ingenuo le pregunté: ¿pero ustedes no pueden denunciar a esa gente con la policía? Y él, después de reírse por mi pregunta, me contestó: la policía trabaja para ellos.

“Eso es un caso de un país latinoamericano, pero en Estados Unidos es igual. Mi prisión, era la prisión de máxima seguridad más cercana a Los Ángeles. La crema innata de la pandilla de Los Ángeles iba para ahí, y eran los compañeros de cuarto de uno, y las historias son… Ellos decían están los pandilleros de la avenida 37, la ganga de la 37, la 41, los locos de no sé dónde… Si cruzas para un lado de esos, y no eres de esa zona, te caen a tiro.

“Desde que nacen es en ese ambiente. Ellos me decían: Mira “Cuba”- porque a veces yo me ponía a conversar con ellos y me preguntaba qué factores llevaban a un muchacho de 24 años a una prisión de máxima seguridad cumpliendo dos cadenas perpetuas- Me decían, mira el problema es que cuando entras a la primaria aquí, tienes dos opciones, o eres pandillero o eres abuzado por las pandillas, y entonces es preferible ser pandillero antes de ser abuzado. Y después que te metes en ese mundo, un día te ponen una pistola en la mano y te dicen hay que matar a aquel que esta allá, y tienes que ir a hacerlo porque si no, te los dan a ti.

“Nosotros cuando hablamos de los logros de la Revolución, internacionalmente se reconoce la salud, la educación, pero a veces se habla poco de la tranquilidad ciudadana, la seguridad que tenemos nosotros aquí, que un muchacho puede estar jugando hasta de madrugada en la esquina de su casa que no le pasa nada, y cualquier turista se puede meter en el barrio más malo que haya, que lo más que le puede pasar es que le arrebaten una cadena o le saquen una cuchilla y le digan dame el dinero, eso en el peor de los casos, pero en cualquier país de esos, en pleno día una bala perdida puede matar a cualquiera. ¡Cuántos casos de ese tipo no se han dado!

“Nosotros en la prisión teníamos un micro-mundo. Tú entrabas al comedor y las mesas de los afroamericanos estaban a un lado, las de ciertos hispanos para otro, y cuidado con equivocarte y sentarte en una mesa que no es la que te corresponde, porque te podías buscar un problema. En el patio también era así, y eso es un reflejo de la misma sociedad: el barrio de los negros, el barrio de los blancos…

“Tenemos el tremendísimo privilegio, con todos los problemas que tengamos, de que nuestra sociedad no padece todavía de esos males, y ojalá que no los padezca nunca; y tenemos que hacer lo que sea necesario para que eso nunca llegue aquí. Pero también tenemos que educar a los jóvenes, que ellos sepan que gozamos de ese privilegio, porque ellos nacieron con eso y la mayoría no conoce lo otro, y lo dan por sentado, y creen que así es en todo el mundo, y no lo valoran, por eso es que hay que estar educando constantemente.

“En ese sentido la prisión fue para nosotros una tremenda escuela también, porque como decía, vivíamos en un micro-mundo ahí adentro, y conocimos problemas de muchísimos lugares del mundo, que desgraciadamente son comunes en muchos países.

“Somos víctima de los grandes medios y la gran maquinaria de publicidad que tiene el imperio para resaltar lo que les conviene resaltar, la bobería, la banalidad… Y es un bombardeo constante las 24 horas, y desgraciadamente hay gente que se piensa que eso es todo, que el capitalismo es una casa con piscina, dos carros; y Haití no es capitalismo, y Centroamérica eso no es capitalismo, y los barrios pobres de Estados Unidos, eso no es capitalismo. ¡Capitalismo es lo que les convine a ellos enseñar!

“La batalla ideológica es una gran batalla que tenemos que hacer con los jóvenes. Tenemos que librar esa batalla, si lo hemos hecho en otras cosas, cómo no lo vamos a lograr en el plano ideológico que es súper, importante mucho más ahora, porque la parte buena es que posiblemente se nos llene esto de turistas, pero la parte mala es que también se nos llene de publicistas de lo que es aquello allá, o de lo que quieren enseñar que es aquello.

“Esta fecha conmemorativa para nuestro pueblo marca nuestra contienda victoriosa que culminó con el tremendo triunfo de 1959. Estamos viviendo la experiencia de que a dónde quiera que vamos, caminamos por nuestras calles, vamos a nuestros centros de educación y hay algo que se vuelve habitual, y es que nuestros compatriotas nos dicen: gracias a los Cinco, gracias por lo que hicieron por Cuba, pero nosotros también estamos conscientes de que tenemos que agradecer. Pienso que detrás de esta victoria hay muchas heroínas y muchos héroes anónimos que no tienen horario de trabajo: mañana, tarde, noche, madrugada muchas veces, o muchas horas de desvelo; y que aportaron sus esfuerzos para que hoy los Cinco puedan estar disfrutando aquí junto a nuestro pueblo y viviendo estos momentos de felicidad.”

 

#Daniel Scioli se reunió con #Raúl Castro en #Cuba y habló de su “influencia positiva”.

El candidato a presidente de FPV viajó a la isla para dialogar con el líder cubano, a quien le manifestó su admiración.

El gobernador bonaerense y candidato a presidente por el FPV, Daniel Scioli , se reunió hoy en Cuba con el presidente de la isla, Raúl Castro .

“Tenemos la esperanza de que la sólida relación entre Cuba y la Argentina, que han promovido Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández, pueda continuar así”, afirmó Castro tras la reunión.

Por su parte, Scioli manifestó su admiración y respeto por la “influencia positiva” de Raúl Castro por “haber defendido con dignidad al pueblo cubano y sus ideales, y asimismo por plantearse, como él ha hecho referencia, la actualización del modelo económico socialista, con todas las expectativas que se abren a partir del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos”.

Además, el gobernador destacó “las condiciones que genera Cuba para la inversión extranjera y los desafíos de complementar nuestras economías con una agenda muy amplia, cultural, deportiva, social, de intercambio turístico y en todo el complejo agroalimentario. De todos estos temas hemos conversado en un contexto de una gran voluntad de integración regional cada vez más profunda y con un gran sentido de la solidaridad”.

Castro y Scioli se refirieron a la ley de Fertilización Asistida aplicada en la provincia de Buenos Aires y a la norma similar que está en etapa de implementación en ese país, a la gran expectativa que genera en Cuba y en todo el mundo la visita del Papa Francisco a la Isla, prevista para el mes de septiembre. Finalmente, comentaron las “expectativas y desafíos aún pendientes, como “levantar el bloqueo y también para Cuba la recuperación de Guantánamo”.

Hacia el final del encuentro, Raúl Castro le entregó un ejemplar de su libro y le expresó su compromiso de viajar el 10 de diciembre a Buenos Aires para estar presente en la asunción presidencial.

Previamente, Scioli se reunió con José Ramón Balaguer Cabrera, jefe de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista Cubano y ex ministro de Salud Pública, con quien analizó puntualmente la integración latinoamericana, con un concepto central de la solidaridad entre los pueblos.

Presidente salvadoreño recibió a los Cinco Héroes cubanos.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, recibió hoy a los cinco antiterroristas cubanos, quienes estuvieron encarcelados injustamente en prisiones de Estados Unidos.

El gobernante tuvo un encuentro privado con Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, quienes llegaron al país junto a varios de sus familiares, procedentes de Nicaragua, donde asistieron a los actos por el 36 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

En la reunión privada participaron la primera dama, Margarita Villalta; el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez; el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, y el Comisionado para Gobernabilidad, Franzi Hato Hasbún.

Antes del encuentro en Casa Presidencial, Los Cinco -como son conocidos internacionalmente, ofrecieron una conferencia de prensa en la que agradecieron la solidaridad del pueblo salvadoreño y su apoyo a esta causa.

Los Cinco fueron detenidos en 1998 en Miami, donde monitoreaban los planes de grupos terroristas anticubanos en esa ciudad estadounidense, que han provocado miles de muertes y heridos, así como cuantiosos daños materiales en Cuba.

En 2001, tras un juicio lleno de irregularidades, denunciadas por personalidades como el exfiscal general de Estados Unidos Ramsey Clark, fueron condenados a largas penas de prisión.

La causa de su libertad generó un movimiento mundial al que se sumaron organizaciones solidarias, entre ellas de Estados Unidos, gobiernos, personalidades como premios Nobel y organismos internacionales y acompañada activamente por importantes sectores del pueblo salvadoreño.

Dos de ellos, René González y Fernando González, regresaron a Cuba tras cumplir sus condenas en 2011 y 2013, respectivamente.

Los tres restantes fueron liberados y retornaron a su patria el pasado 17 de diciembre, dentro del proceso para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas anunciado por los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama.

(Con información de Prensa Latina)

Bruno Rodríguez y John Kerry: Respeto e igualdad soberana, tono del encuentro.

El Canciller Bruno Rodríguez Parrilla y el Secretario de Estado John Kerry se reunieron hoy en el despacho privado del alto funcionario estadounidense por más tiempo de lo que se había previsto originalmente, y ambos sostuvieron más tarde un encuentro con la prensa en el Salón Benjamín Franklin del Departamento de Estado, donde primó “el tono de respeto e igualdad soberana”, según reconoció el Ministro de Cuba.

Kerry sorprendió gratamente al hablar en español para destacar que EEUU estaba dispuesto a convivir con Cuba como buenos vecinos. ”Por supuesto, esto no significa el final de las numerosas diferencias que separan a nuestros gobiernos”, agregó, sino que los intereses de ambas naciones pueden defenderse mejor a partir del acercamiento, no del “extrañamiento”, dijo.

Mientras, el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba dijo a en la rueda de prensa conjunta que “el Secretario de Estado y yo hemos ratificado el interés en normalizar los vínculos bilaterales, reconociendo que este será un camino complejo y largo que demandará de la voluntad de ambas partes”.

He reiterado al señor Secretario de Estado, añadió Rodríguez, la voluntad del Gobierno Cubano de avanzar en el proceso hacia la normalización de las relaciones con los EEUU sobre la bases de respeto e igualdad soberana sin menoscabo a la independecia y la soberanía de Cuba y sin injerencias en nuestros asuntos internos.

El secretario de Estado John Kerry  confirmó que abrirá la nueva embajada de Estados Unidos en La Habana el próximo 14 de agosto.

Los altos funcionarios discutieron sobre temas como la cooperación en el cumplimiento de la ley, la lucha contra el narcotráfico, las telecomunicaciones, el Internet, los derechos humanos y la trata de personas. También conversaron sobre la apertura de las embajadas.

Dijo que el cambio “nunca es fácil” pero “no hay nada más fútil que vivir en el pasado”.

Poco después de la una de la tarde (Cuba y EEUU comparte el mismo uso horario), se inició el encuentro privado entre Rodríguez y Kerry, para la tradicional foto del saludo entre los funcionarios en la oficina privada del estadounidense. Más de una hora y media después, ambos se encontraron con la prensa.

John Kerry: Estamos decididos a vivir como buenos vecinos.

Con beneplácito el comienzo de su relación con el gobierno y el pueblo de Cuba, comenzó la conferencia de prensa conjunta el Secretario de Estado.

Estamos decididos a vivir como buenos vecinos, sobre la base del respeto mutuo, y queremos que nuestros ciudadanos en los Estados Unidos y en Cuba, miren hacia el futuro con esperanza, añadió.

Por ello celebramos este día, el 20 de julio, porque hoy empezamos a reparar lo que ha sido dañado, y abrir lo que ha estado durante demasiado tiempo ha estado cerrado.

Añadió que “este hito no significa el fin de las profundas diferencias que todavía nos separan. Lo que sí reflejan es la realidad: que la Guerra Fría terminó hace mucho tiempo, y que en interés de ambos países va a ser mejor un acercamiento diplomático que un alejamiento; y que hemos comenzado un proceso de normalización completo y que por supuesto va a llevar tiempo pero que va a beneficiar a los pueblos, tanto en Cuba como en los Estados Unidos”.

Este deseo de mirar hacia adelante fue lo que impulsó las conversaciones del día de hoy y lo que nos ha hecho llegar a este momento, aseguró.

“El ministro de Relaciones Exteriores y yo hemos abordado una gran cantidad de temas de interés mutuo: la cooperación en las fuerzas del orden, la lucha contra los estupefacientes, las comunicaciones, el internet, temas ambientales, derechos humanos, y también la trata de personas, y por supuesto también hablamos sobre la apertura de nuestras embajadas”, comenta.

Deseamos asegurarnos que estas embajadas puedan funcionar plenamente, y estamos seguros de que nuestros diplomáticos en ambos países van a tener la libertad de viajar y conversar con los ciudadanos de todo el país.

“Para poder liderar ese esfuerzo, me siento sumamente contento de tener un equipo de primera clase en Cuba, encabezado por el embajador DeLaurentis, Encargado de Negocios, quien es uno de los mejores y más experimentados servidores públicos. Felicito al ministro de Relaciones Exteriores Rodríguez por la apertura de la embajada de Cuba aquí en Washington esta mañana”, dijo Kerry.

Anunció que el 14 de agosto va a realizar su primer viaje como Secretario de Estado a Cuba, y a celebrar una ceremonia similar en la embajada de EEUU en La Habana, “pero antes de finalizar quiero agradecer a nuestros colegas de Suiza por el papel fundamental que desempeñaron durante mucho tiempo como un Estado protector, que por supuesto, terminó siendo mucho más tiempo de lo que se había anticipado”.

También deseo agradecer a nuestros amigos del continente que nos instaron, muchas veces durante décadas, que normalizásemos, y ahora han acogido con beneplácito nuestra decisión de hacerlo. Quiero agradecer la ayuda de nuestra subsecretaria Roberta Jacobson y todos los representantes que han trabajado tan denodadamente y que han permitido que se celebrase este día, añadió.

Reconoció el compromiso de todos aquellos que se interesaron por las relaciones de Estados Unidos y Cuba, “ya sea que estén de acuerdo o no. Los cambios no son fáciles, sobre todo cuando las relaciones están profundamente arraigadas, y aunque nosotros podemos y debemos aprender del pasado, no hay nada más inútil que vivir en el pasado”.

Aseguró que el presidente Obama y él creen “que podemos satisfacer las necesidades de nuestro pueblo con políticas para mejorar el futuro. Después de todo, no hay nada para perder y mucho para ganar. Alentando los viajes entre nuestros respectivos países, el intercambio de información, de ideas, la reanudación del comercio, y también la remoción de los obstáculos que han dificultado que las familias se visitasen”.

Dijo: “No nos equivoquemos; el proceso de la normalización plena de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba será largo y complejo. Obviamente, vamos a encontrar algunos momentos [de alegría] y también de frustración. Se va a necesitar mucha paciencia. Por lo tanto, debemos comenzar ya este viaje, porque es un viaje que debimos haber comenzado hace mucho tiempo, hoy con la apertura de nuestras embajadas y la visita del Canciller, estamos dando un paso histórico en la dirección correcta”.

Finalmente, aseguró que “tenemos que seguir avanzando en ambos países y tenemos que trabajar de manera abierta y con respeto… Les puedo asegurar a todo el mundo, inclusive al pueblo de Cuba, que los Estados Unidos van a cumplir con su parte… Y ahora, es un placer para mí, darle la palabra a nuestro invitado, el Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez”.

Bruno Rodríguez: No habríamos llegado aquí sin la sabia conducción de Fidel

Perdón por haber llegado tarde, comenzó el Canciller cubano, y estas fueron sus palabras:

Hemos tenido un encuentro respetuoso y constructivo con el Secretario de Estado John Kerry. Fue de especial significación izar la bandera cubana por primera vez después de 54 años. No habríamos podido llevar a este momento sin la sabia condución del liderazgo histórico de la Revolución, encabezado por Fidel Castro, y sin la resistencia y autoderteminacion del pueblo de Cuba y su firme convinción de seguir el camino escogido soberanamente.

Hemos llegado hasta aquí también gracias al apoyo solidario de América Latina y el Caribe, de la inmensa mayoría de los países del mundo y de muchos estadounidense y cubanos patriotas residentes en este país que persistieron durante años en sus esfuerzos para que Cuba y los Estados Unidos tuvieran una mejor relación.

Con el Secretario de Estado hemos intercambiado sobre los asuntos tratados por los Presidentes Raúl Castro y Barack Obama en su encuentro en la Cumbre de las Américas en Panamá, sobre el estado actual de las relaciones y los avances que se han logrado desde los anuncios realizados el pasado 17 de Diciembre, incluyendo la salida de Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo, donde nunca debió estar, y la ampliación de los intercambios sobre temas de interés común.

Trasladé el reconocimiento de nuestro pueblo y gobierno al presidente Obama por su decisión de trabajar por le cese del Bloqueo, de instar al Congreso a eliminarlo definitivamente y por su disposición a adoptar medidas ejecutivas que modifican la aplicación de algunos aspectos de estas políticas, que aunque han sido limitadas van en la dirección positiva.

Hemos subrayado que el Presidente de EEUU puede continuar usando sus prerrogativas ejecutivas para contribuir significativamente a la modificación de aspectos de la aplicación del bloqueo con vistas a su eliminación. No para buscar cambios en Cuba, que son de la exclusiva soberanía de la República de Cuba y de los cubanos, sino para atender al mejor interés de los ciudadanos estadounidenses.

Hemos insistido en que el levantamiento total del bloqueo es esencial para avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales, así como la devolución del territorio ocupado ilegalmente en Guantánamo y el pleno respeto a la soberanía de Cuba; así como la compensación a nuestro pueblo por daños humanos y económicos.

Reiteramos nuestra invitación a los ciudadanos estadounidenses a ejercer su derecho de viajar a Cuba, como al resto del mundo, y a las compañías de este país a aprovechar en igualdad de condiciones las oportunidades que Cuba ofrece.

El Secretario de Estado y yo hemos ratificado el interés en normalizar los vínculos bilaterales, reconociendo que este será un camino complejo y largo que demandará de la voluntad de ambas partes.

He reiterado al señor Secretario de Estado la voluntad del Gobierno Cubano de avanzar en el proceso hacia la normalización de las relaciones con los EEUU sobre la bases de respeto e igualdad soberana, sin menoscabo a la independecia y la soberanía de Cuba y sin injerencias en nuestros asuntos internos.

Es cierto que existen diferencias profundas entre los Gobiernos de Cuba y de EEUU, en cuanto a nuestras concepciones sobre el ejercicio de los Derechos Humanos por parte de todas las personas y en todo el planeta; y también en temas de Derecho Internacional, las cuales inevitablemente persistirán. Pero estamos convencidos de que ambos podemos cooperar y cohexistir de manera civilizada sobre la base del respeto de estas diferencias y el desarrollo de un diálogo constructivo orientado al bienestar de nuestros países y pueblos del continente y del mundo.

He transmitido al Secretario de Estado que será bienvenido en La Habana con motivo de la ceremonia de reapertura de la Embajada de EEUU, así que le estaré esperando, señor Secretario, en cualquier momento, y le agradezco su hospitalidad en Washington. 

Intercambio con la prensa

Ante una pregunta de Andrea Mitchell, reportera y comentarista de NBC News, el Secretario de Estado se refirió a la petición de Cuba de cerrar la Base Naval que EEUU ocupa en Guantánamo.

“No es ninguna sorpresa (esta petición de Cuba), porque ha sido un tema de debate a lo largo del tiempo en el que hemos estado examinando nuestra relación… Hay cosas que Cuba querría ver y cosas que querrían ver los EEUU. Ambos han sido sumamente claros el uno con el otro, no ha habido ningún tipo de secreto y es por eso que hemos podido construir esta capacidad de llegar al momento actual”, aseguró.

Con respecto al embargo, el Presidente Obama no podría ser más claro al respecto: el Presidente ha llamado al Congreso a que retire el embargo, dijo Kerry.

“Nuestra esperanza es que el transcurso del desarrollo de esta relación a lo largo de las próximas semanas, meses, años (esperamos que no sean años) que la gente empiece a ver los beneficios que surgen en ambos países como resultado de este cambio en el día de hoy”, dijo.

Esperaríamos -añadió- que en el momento más apropiado se retire este bloqueo y que se puedan construir mayores cimientos para estas relaciones. Claro, esto va a requerir más tiempo, todos lo comprendemos, pero esta vez no hay ningún tipo de discusión ni de intención de parte nuestra de alterar el tratado con respecto al arriendo (de la Base Naval de Guantánamo), pero nosotros sabemos y entendemos que Cuba tiene sentimientos fuertes al respecto.

“Yo no sé qué nos depara el futuro, pero les puedo decir que de parte nuestra eso no es parte de la discusión”, reconoció Kerry.

Y más adelante: “Como dije, ambas partes tienen sentimientos muy profundos, nosotros hemos expresado y siempre expresaremos, porque es parte de nuestra política, de nuestro ADN como país, en EEUU nosotros expresamos nuestro entender. Hemos tenido buenos intercambios, pero como parte de este arreglo que se llevó a cabo tuvo que ver con un intercambio de personas y la puesta en libertad de otras”.

Dijo que en el día de hoy, tanto Bruno como él, comentaron cómo llevar esta relación a algo más fuerte, más robusto, de una manera eficaz para poder poner el acento sobre todos los temas pendientes y aprovechar al máximo este momento y no perder el futuro con respecto al embargo y otros temas pendientes. Nosotros seguiremos obrando en este sentido. Creo que el día de hoy es el principio de un esfuerzo constructivo y queremos que así se quede.

Cristina Escobar, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, preguntó al Canciller cubano las ventajas de tener una embajada en Estados Unidos, y a Kerry si EEUU cumpliría los Acuerdos de Viena sobre las relaciones diplomática.

Bruno respondió que el hecho de que se hayan restablecido las relaciones diplomáticas y se abran embajadas en ambas capitales, demuestra en primer lugar la voluntad mutua de avanzar hacia el mejoramiento de las relaciones entre nuestros países.

En segundo lugar, se establecen nuevos instrumentos que permiten ampliar y profundizar el diálogo bajo las circunstancias que he descrito.

En tercer lugar, durante el proceso de conversaciones previas, tal como expresan las cartas históricas que se han intercambiado el presidente Raúl Castro y el presidente Barack Obama, que las bases del normal funcionamiento de estas relaciones diplomáticas son los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas, los principios de derecho internacional y las normas de las convenciones de Viena de relaciones diplomáticas y consulares.

Por tanto -cerró su respuesta- hemos arribado a acuerdos en esta materia y puedo decir que cuba será absolutamente respetuosa de dichas disposiciones. Sus diplomáticos se atendrán firmemente en su conducta a esas reglas, y crearemos en La Habana todas las condiciones para el normal funcionamiento de la nueva embajada de los Estados Unidos en nuestra capital.

A continuación, John Kerry quiso “recalcar lo que ha dicho Bruno. Desde luego, parte de las negociaciones que han llevado a la apertura de las Embajadas eran que teníamos que llegar a un acuerdo con respecto a las funciones diplomáticas. (Durante) bastante tiempo, la Secretaria Adjunta Roberta Jacobson negoció con su homóloga. Luego el Canciller y yo nos reunimos y firmamos un acuerdo en el que se acata a la Convención de Viena y requiere que ambos países entiendan lo que es necesario y lo que es apropiado en este momento. Claro, puede estar sujeto a algún cambio en el futuro, pero por ahora estamos satisfechos puesto que acatamos la estructura de la Convención de Viena”.

La Voz de las Américas preguntó sobre la trayectoria de las próximas charlas y si Cuba prevé “una apertura política sobre la libertad de expresión y de asamblea, y la legalización de los partidos de oposición”.

Bruno Rodríguez aseguró que “la apertura política en Cuba ocurrió en el año 1959. La bandera que izamos esta mañana en la Embajada de Cuba esperó 54 años para regresar a esta capital. Los cubanos nos sentimos muy felices con la manera en que manejamos nuestros asuntos internos. Somos optimistas en la solución de nuestras dificultades, y somos muy celosos de nuestra soberanía. De manera que nos mantendremos en permanente consulta con nuestro pueblo para cambiar todo lo que necesite ser cambiado por voluntad soberana y exclusiva de los cubanos“.

Jorge Gestoso, de Telesur, preguntó a Kerry si esta nueva era de relaciones con Cuba significaba el reconocimiento de que las políticas de los Estados Unidos de aislar a países de Latinoamérica que difieren de sus opiniones políticas simplemente no funciona, y  le pidió su opinión sobre la relación con Venezuela. A Bruno le preguntó si se puede tener relaciones con Estados Unidos cuando Estados Unidos da todas las señales de que no quiere levantar el bloqueo y no quiere retirarse de Guantánamo. También, si el cambio de política de EEUU hacia la Isla “es un cambio de estrategia; Estados Unidos, durante más de medio siglo trató de cambiar a Cuba desde afuera, ahora ha implementado una manera creativa para intentar cambiarla desde adentro”.

El Canciller cubano dijo que “el hecho de que se hayan restablecido las relaciones diplomáticas y se estén abriendo ambas embajadas muestra una voluntad mutua de avanzar hacia la normalización de relaciones bilaterales”.

No fue poco -añadió- escuchar en apenas 15 minutos, en diciembre pasado, al presidente de los Estados Unidos de América, reconocer que la política de bloqueo a Cuba había sido errónea; había ocasionado daños y privaciones al pueblo cubano y había provocado aislamiento al gobierno de los Estados Unidos.

Hoy, tenemos una embajada, de un país al que se le reconoce totalmente soberano; aunque es una isla pequeña y vecina. Debo decir, que precisamente, el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas es apreciada por mi país como una señal de avanzar hacia una relación civilizada, a pesar de las diferencias, y tendrá sentido únicamente si el bloqueo es levantado; si, podemos resolver, en efecto, los problemas pendientes desde hace más de un siglo, y podemos componer una nueva clase de relaciones entre los Estados Unidos y Cuba, distinta a la que ha existido a lo largo de toda la historia.

Aseguró que “sentimos que, el reconocimiento de la necesidad de levantar el bloqueo a Cuba. El hecho de que en las conversaciones que hemos tenido, incluida la mañana de hoy, percibimos respeto a la independencia de Cuba, a la autodeterminación de nuestro pueblo”.

Dijo que “el hecho de que podemos hablar, como hemos hablado el Secretario de Estado y yo en condiciones de absoluta igualdad soberana, pese a las diferencias, demuestra que como ha ocurrido en los hechos que nos han traído aquí hoy, demuestra que el diálogo es provechoso y que Estados Unidos y Cuba, por mandato del pueblo norteamericano y del pueblo cubano, estamos en condiciones de avanzar hacia un futuro de relaciones diferente al que hemos acumulado a lo largo de nuestra historia, y que responda precisamente, a los mejores intereses de nuestros ciudadanos”.

Finalmente, añadió que “hay un orden internacional, se reconoce el derecho internacional como la norma de conducta civilizada de los Estados; hay principios universalmente aceptados, y estos son lo que han permitido llegar hasta este minuto y los que orientarán nuestra conducta”.

John Kerry comentó:

Yo he aprendido en mi vida pública que no hay nada más difícil que intentar cambiar actitudes y creencias arraigadas profundamente que se basan en experiencias personales. También he aprendido, obviamente, en la experiencia en la que me uní al Senador John McCain en un esfuerzo de 10 años para intentar cambiar nuestra relación y llegar a la paz para terminar con la guerra después de 20 años de terminada la guerra, pero con batallas muy profundas en nuestro país sobre ese tema. Durante ese tiempo con mucho esfuerzo pudimos mostrar a la gente que había un camino mejor.

Hace un par de semanas tan solo, el Secretario del Partido Comunista de Vietnam estuvo aquí visitando al Presidente, y hoy tenemos relaciones comerciales y las cosas están cambiando rápidamente en ese país. No tan rápidamente como querrían varias personas, pero por lo menos están cambiando.

Entonces así es con Cuba. Todavía hay muchos sentimientos profundos, aquí en los EEUU hay muchos cubanos-americanos que han contribuido a la vida en nuestro país, muchos de ellos se oponen al cambio. Algunos opinan que ha llegado el momento de cambiar.

Cuando yo presté mi servicio en el Senado de EEUU había muchos que preguntaban que con el tiempo y nuestra política de aislamiento simplemente no estaba funcionando, nos estábamos autoaislando. Y pensamos que despúes de todos estos años había llegado el momento de intentar algo nuevo.

El Presidente Obama está haciendo esto en este momento. Cuando habló el Presidente de este cambio de política, (básicamente lo que dijo es) si quieren ustedes cavar un hoyo muy profundo y siguen cavando y no encuentran lo que están buscando, dejen de cavar.

Queda muy claro que nosotros hemos escogido un trayecto distinto, diferente. La gente me dice, la gente que ha visitado Cuba, sienten y advierten la emoción, las posibilidades, pero estoy convencido de que a medida que iremos resolviendo estos temas vamos a encontrar un mejor camino que va a satisfacer las necesidades de ambos pueblos, de ambos países y es por ello que el Presidente nos ha puesto sobre este camino.

Durante años él sentía y percibía que el pueblo cubano era el que estaba pagando el precio más alto y que no estábamos alcanzando el tipo de relación que tenemos ahora.

Con respecto a Venezuela dijo que el apoderado legal del Departamento de Estado, Tom Shannon, ha tenido varias conversaciones con Venezuela, que “tuvimos una conversación muy productiva antes de la Cumbre de las Américas en Panamá”.

“EEUU ha dicho repetidas veces que nosotros querríamos tener una relación normal con Venezuela y nos hemos acercado en un diálogo… Claro, hay diferencias con el Presidente Maduro y su gobierno, y hemos planteado esas diferencias y hablamos de ellas. También en el día de hoy el Ministro Rodríguez y yo hablamos específicamente de Venezuela con la esperanza de encontrar una mejor manera para salir adelante ya que se beneficiaría toda la región”.

Aseguró que “esperamos seguir adelante en este diálogo con Venezuela, esperamos que las relaciones diplomáticas con Cuba puedan adelantar un mejor diálogo con Venezuela. No vamos a estar desbordándonos de expresiones con optimismo excesivo para encontrar estas capacidades específicamente, pero sabemos que las vamos a buscar”.

Opinamos que esto va a incidir, añadió, y vamos a seguir obrando en este sentido. Este va a ser el beneficio que surgirá en el día de hoy.

“Con el inicio de relaciones diplomáticas nos comprometemos en hablar de nuestras diferencias, encontrar terrenos en el que podemos trabajar mancomunadamente para ayudar al pueblo de Cuba y de EEUU y los pueblos de toda la región”, concluyó.

 

Bloqueo entorpece reincorporación de Cuba a instituciones financieras internacionales, asegura exsecretario de comercio.

El exsecretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez, reconoció que el bloqueo a Cuba entorpece el apoyo que la Casa Blanca pudiera dar a su reincorporación a organismos crediticios internacionales.

En declaraciones citadas hoy por Progreso semanal y otras publicaciones, el exfuncionario señala que la isla deberá iniciar un proceso de reinserción en los principales organismos económicos multilaterales como elBanco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Estados Unidos debe contribuir a ese proceso, advirtió Gutiérrez, pero reconoció que Washington está maniatado por la llamada Ley Helms-Burton de 1996, que entre otros puntos determina que el gobierno debe oponerse a ese paso.

La Habana se retiró del BM en 1960 y del FMI en 1964, pero nunca fue miembro del BID, entidad creada en 1959, año del triunfo de la Revolución Cubana.

En una comparecencia en el centro de reflexiones Atlantic Council, en esta capital, Gutiérrez, quien fue secretario de Comercio durante el gobierno de George W. Bush, defendió la reaproximación entre los dos países.

En un reciente artículo de opinión publicado en el diario The New York Times llamó a los republicanos y la comunidad empresarial a abrazar el nuevo enfoque del gobierno estadounidense hacia Cuba.

Opinó que los miembros de esa agrupación política deben dejar a un lado posiciones del pasado y unirse a los pasos que da la Casa Blanca hacia la mayor de las Antillas.

Como muchos colegas republicanos y los cubano-americanos, yo era crítico cuando Obama anunció en diciembre 2014 que su gobierno comenzaría a normalizar las relaciones entre Washington y La Habana, pero ahora apoyo ese paso, precisó.

Asimismo señaló que contrariamente a la creencia popular, las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama no permiten el comercio libre y abierto, ni se abren las puertas para que los estadounidenses visiten la isla como turistas, una prohibición que solo se da con Cuba.

(Con información de PL)