Vítores y consignas en vísperas del Día de los trabajadores.

f0034597

Lograr una movilización popular con la participación consciente, el compromiso y la unidad del pueblo trabajador es el propósito del desfile por el Primero de Mayo, ratificó Luis Manuel Cas­tanedo Smith, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en la capital, durante la realización de la Ple­naria Provincial de la organización, en vísperas del Día Internacional de los Traba­ja­dores.

En la sede del teatro Lázaro Peña, en La Habana, tuvo lugar este jueves el encuentro, donde argumentó, además, que en esta ocasión varias son las motivaciones que estimulan la celebración proletaria. Entre ellas mencionó emblemáticas fechas como los aniversarios 55 de la Campaña de Alfabetización, el 60 del desembarco del yate Granma, el 55 de la victoria de Playa Girón y la proclamación del carácter socialista de la Revolución. Resaltó que entre todas las razones que convidaban a la Plaza, se encontraban sobre todo el homenaje al Comandante en Jefe Fidel Castro, en sus 90 cumpleaños y el respaldo a los acuerdos derivados del 7mo. Congreso del Partido.

El dirigente señaló que concurrir a la convocatoria del Primero de Mayo significa compromiso en la construcción de una nación soberana, independiente y próspera; y al mismo tiempo es también la posibilidad para denunciar la política de bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro país, la  ilegal ocupación de una parte del territorio nacional en Guantánamo, por parte de Es­ta­dos Unidos, así como expresar el rechazo a plataformas de pensamiento neoliberal.

Relativo a las medidas organizativas de esta jornada precisó que “la movilización comenzará a las 2:30 de la mañana, y el desfile alrededor de las 7:30”.

Aseguró que los servicios de salud, agua, baños públicos y transporte estaban garantizados.

Insistió que será el bloque de los trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte los que encabecen la marcha. A este grupo seguirán los sindicatos de la Salud, la Construcción, el Turismo, las Comunicaciones, Trabajadores civiles de la Defensa, la Ciencia, Comunales, la Industria, el Transporte, la Administración Pú­blica, el Comercio, la Cultura, la Alimen­ta­ción, el sector azucarero, agropecuario, minero, y para cerrar, el bloque de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Mercedes López Acea, miembro del Buró Político del Partido y primera secretaria en la capital, aludió a que estar en primer plano ha sido el lugar que se han ganado los educadores, médicos y constructores, protagonistas de la formación y del bienestar social de los cubanos.

Por su parte, Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido y secretario general de la CTC, en las palabras de clausura, catalogó la jornada que se acerca como una fiesta de la reafirmación y el compromiso obrero. Enfatizó en que el mensaje del proletariado cubano al mundo ese día, será la defensa de la obra revolucionaria y la responsabilidad de esta clase en el desarrollo social a partir de esfuerzos propios.

Presidieron la sesión los miembros del Buró Político Salvador Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado y Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas. Además se encontraban presentes Carlos Rafael Miranda, Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Re­volución, entre otros dirigentes del Gobierno, el Partido, la UJC, organizaciones de masas y representantes de los distintos sindicatos de la capital.

Tomado de Granma

Brasil: La derrota del golpe se decide en la calle.

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Tragué sapos, pero pude presenciar casi hasta el final el denigrante espectáculo de los corruptos, ignorantes y desvergonzados diputados brasileños. En nombre de Dios, la familia y, hasta algunos, con loas a la dictadura militar, una holgada mayoría aprobó, sin fundamento jurídico, el inicio del juicio político a la presidenta Dilma Rouseff. Por eso ha tenido tan mala prensa fuera de Brasil y no ha recibido el apoyo público de un solo gobierno en el mundo. Sigue leyendo

Concluye en Washington Segunda Jornada contra el Bloqueo.

Embajador Cubano José Ramón Cabañas habla en la Escuela de Leyes de UDC.

Por: Alicia Jrapko, Bill Hackwell

La Segunda Jornada contra el Bloqueo en Washington finalizó el 22 de abril con un exitoso foro comunitario en la Facultad de Derecho del Distrito de Columbia. Desde el 18 de abril, los participantes llegaron procedentes de varias ciudades de los Estados Unidos, incluyendo Hawaii, así también como de Brasil y Canadá.

A diferencia de la jornada anterior, las actividades de este año se centraron en la necesidad de escuchar directamente a un número de cubanos para que pudieran compartir sus opiniones con personas dentro de Estados Unidos. La expectativa de los organizadores fue que sería más fácil la aprobación de visas por parte de EEUU a invitados cubanos, luego de los anuncios sobre el mejoramiento de las relaciones entre ambos países anunciados el 17 de diciembre de 2014.

Pero en este nuevo periodo de “deshielo” sucedió exactamente lo contrario. Dos profesionales médicos cubanos que participaron en las Brigadas Internacionales cubanas en África en la lucha contra el Ébola fueron invitados a participar. Sigue leyendo

VIVIRAS POR SIEMPRE COMANDANTE.

Por  Radhamés Bonilla

Fidel se ha querido despedir de Cuba.

Fidel se ha querido despedir del mundo. 

No tiene otra lectura su declaración publicada en  los principales medios

del mundo.

Parece admitir que las  normas de la biología casi lo han vencido. 

Ha sido sincero y veraz, como todo gran revolucionario, al reconocer que  la genética ya van cediendo a las reglas del tiempo.

Pero Fidel no se ha despedido de la historia, pues hace tiempo entró en ella como otros grandes.

Lo evidencia la brillantez de sus ideas, siempre innovadoras, previendo el futuro, que prueba que los grandes jamás se despiden.  

Porque,  aun no quieran  afortunadamente unos pocos, Fidel es  y siempre será una figura irrepetible y sin similar relevo.

 El parece haberse despedido de  sus compañeros del Partido, con su convicción  de que ya no hay regreso para estar presente en el próximo congreso en cinco años, pues tiene plena conciencia y no traiciona su honestidad, pues sabe  que ya el tiempo se acaba. 

Y se  infiere despedida en su declaración, porque no se engaña a sí mismo, y sabe que ya a su edad los años  son como días y que los días son como segundos. 

Y luce el haberse despedido, porque sabe que la ruta hacia el panteón de la historia que un día le  espera, y donde solo yacen  los grandes, se le hace  cada vez mas. 

 Pero ni  su legado, ni  su aporte político y social, ni su buen ejemplo,  ni su valor personal, ni todos los riesgos que ha vencido para sobrevivir de sus enemigos, ni su  permanente lucha contra la injusticia social y porque preservemos un planeta que nos pertenece a todos,  jamás se irían con él. 

Porque Fidel deja todo ese legado  a la historia, donde vivirá para siempre, pues tuvo el mérito de predicar sus ideas a costa de su vida, las  que para bien de la humanidad les sobrevivirán. 

Rendirle ahora antes de que físicamente se nos vaya los mayores honores, a sabiendas de que ni los sugiere ni los quiere, sería el mejor regalo que le haría un pueblo bien agradecido y un mundo que  por él aún no ha perdido la esperanza. 

Mas que un ¡ADIOS FIDEL!, sería mejor encumbrar nuestra voz y decir:

¡ SALUDOS COMANDANTE!, y preguntarte:

¿Quién dijo que te vas? 

Es inaceptable tu sugerencia. 

Porque contigo no hay espacio para las despedidas.

Y porque  ningún hombre-historia jamás se ha despedido.     

Pues tu, entre ellos,  vives y vivirás como aún viven los Platón, los Mandela, los  Lincoln, los  Luther King, los Bolívar, los Martí,  los Chavez y otros tantos que  nos simulan a todos haberse muerto.

Sin duda alguna: 

¡ Aun Vives Comandante!

¡ Y vivirás para siempre !.

(rb)

Discurso de Fidel Castro: El pueblo cubano vencerá.

Fidel Castro en la clausura del VII Congreso del Partido Comunista Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Discurso del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, en la clausura del 7mo Congreso.

Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles. En una reunión como esta, en la que se congregan más de mil representantes escogidos por el propio pueblo revolucionario, que en ellos delegó su autoridad, significa para todos el honor más grande que han recibido en la vida, a este se suma el privilegio de ser revolucionario que es fruto de nuestra propia conciencia.

¿Por qué me hice socialista, más claramente, por qué me convertí en comunista? Esa palabra que expresa el concepto más distorsionado y calumniado de la historia por parte de aquellos que tuvieron el privilegio de explotar a los pobres, despojados desde que fueron privados de todos los bienes materiales que proveen el trabajo, el talento y la energía humana. Desde cuándo el hombre vive en ese dilema, a lo largo del tiempo sin límite. Sé que ustedes no necesitan esta explicación pero sí tal vez algunos oyentes.

Simplemente hablo para que se comprenda mejor que no soy ignorante, extremista, ni ciego, ni adquirí mi ideología por mi propia cuenta estudiando economía. Sigue leyendo

Delegados al VII Congreso del Partido estudian candidatura al Comité Central

Delegados estudian la candidatura al Comité Central. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Por: Ismael Francisco, Rosa Miriam Elizalde

Los delegados al VII Congreso del Partido Comunista de Cuba analizan en este momento el proyecto de candidatura al Comité Central, antes de debatirla, aprobarla y someterla a votación en ejercicio directo y secreto esta misma tarde.

El resultado se dará a conocer este martes 19 de abril, en la sesión de clausura donde se presentarán, además, a los integrantes del Buró Político y del Secretariado de la organización.

El Comité Central es el organismo superior del Partido entre cada Congreso y decide el número de integrantes del Buró Político, el cual elige a su vez al Primer y Segundo Secretario. Está encargado de aplicar las resoluciones, políticas y programas aprobadas por el Congreso, y se reúne en Pleno por lo menos dos veces al año y las veces que lo convoque el Buró Político.

Resoluciones aprobadas por el VII Congreso del PCC:

Maduro: “VII Congreso es luminosa demostración de la solidez de la Revolución Cubana”

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, envió un mensaje al VII Congreso del PCC. Foto: Archivo.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, envió este sábado un mensaje al VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, donde reafirma una vez la hermandad de ambas revoluciones, saluda la presencia de las ideas del líder Fidel Castro en la cita  y destaca la importancia de las palabras de Raúl durante la presentación del Informe Central.

Este Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba constituye un baluarte moral, político, ideológico, cultural y social para las fuerzas que en toda la región hacen frente a tales intentos desintegradores del proyecto de independencia y unión de América Latina y el Caribe, en particular de quienes hemos elegido el camino revolucionario y la vía del socialismo”, destaca el texto.

Asimismo, asegura que después de más de cuarenta años del Primer Congreso realizado en 1975,  “es luminosa demostración de la solidez de la Revolución Cubana, y constituye una suerte de bitácora hacia el porvenir de justicia y dignidad que trazó el Apóstol José Martí a  fines del Siglo XIX y que ha tenido en el Comandante en Jefe Fidel Castro a  su mayor obrador y su más consecuente adalid. Hoy el General de Ejército, Presidente de Cuba y Secretario General del PCC, Raúl Castro, le está dando perfecta continuidad a tan inmenso y luminoso legado”.

Texto íntegro del Mensaje de Nicolás Maduro

NICOLÁS MADURO MOROS

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Caracas, 16 de abril de 2016

Al Séptimo Congresodel Partido Comunista de Cuba

Queridas compañeras, queridos compañeros:

Reciban desde la Patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez un abrazo pleno de admiración, solidaridad y afecto, reafirmando, una vez más, la hermandad entre nuestras dos Revoluciones, entre nuestros dos Pueblos.

Históricamente, abril es para la Patria Grande un mes estelar. Han pasado más de dos siglos desde el 19 de abril caraqueño de 1810; cincuenta y cinco años desde el abril de Playa Girón; catorce años desde el abril de 2002. Abriles marcados por luchas, por definiciones de rumbos, por sacrificios, por victorias que impactaron el destino de nuestros Pueblos y dejaron sus huellas tan visibles que sobre ellas seguimos caminando.

Después de más de cuarenta años del Primer Congreso del PCC realizado en 1975, este Séptimo Congreso es luminosa demostración de la solidez de la Revolución Cubana, y constituye una suerte de bitácora hacia el porvenir de justicia y dignidad que trazó el Apóstol José Martí a fines del siglo XIX y que ha tenido en el Comandante en Jefe Fidel Castro a su mayor obrador y su más consecuente adalid. Hoy el General de Ejército, Presidente de Cuba y Secretario General del PCC, Raúl Castro, le está dando perfecta continuidad a tan inmenso y luminoso legado.

Fidel, Fidel, Fidel. Hoy hago mías, enteramente mías, las palabras de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, para saludar su entrañable presencia en este Congreso:

“Quiero rendirle tributo a Fidel y a su largo andar por nuestros pueblos, despertándonos. Fidel es un soldado, soñador, ejemplo sin duda para todos nosotros y para generaciones enteras de latinoamericanos, caribeños y de luchadores del mundo”.

Hace cinco años, con ocasión del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, nuestro Comandante Hugo Chávez celebraba su trascendental importancia: un millar de delegados de toda Cuba, después de meses de deliberación y debates en asambleas populares exponían sus conclusiones para construir los nuevos rumbos ante las exigencias y los desafíos que marcaba el devenir histórico.

Cada Congreso del Partido ha reafirmado el camino de Cuba: construir el socialismo desde el Poder Popular. Esta ha sido y es una enseñanza para nosotros, para todos los Pueblos que de verdad quieren conducir sus destinos, construir su historia.

Este Séptimo Congreso continúa sobre los lineamientos del anterior: superar la crisis económica y lograr crecimiento con dignidad, apego a los principios revolucionarios y defensa del socialismo. Sin embargo, en estos cinco años los retos y los desafíos han crecido, y se ha hecho aún más compleja la situación económica, social, política y ambiental en nuestra región y en el mundo.

Nuestra América enfrenta una nueva ofensiva recolonizadora, caracterizada por el acoso multidimensional a los gobiernos populares y progresistas de la región, que tienen como denominador común el plan de reinstauración neoliberal, por distintos medios.

Este Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba, constituye un baluarte moral, político, ideológico, cultural y social para las fuerzas que en toda la región hacen frente a tales intentos desintegradores del proyecto de independencia y unión de América Latina y el Caribe, en particular de quienes hemos elegido el camino revolucionario y la vía del socialismo.

Nos dijo el Comandante Fidel en Caracas, cuando vino a la toma de posesión de nuestro Comandante Supremo en febrero de 1999, refiriéndose al tiempo anterior al período especial:

“Sin esos años que dispusimos para educar, sembrar ideas, conciencia, sentimientos de profunda solidaridad en el seno del pueblo y un generoso espíritu internacionalista, nuestro pueblo no habría tenido fuerzas para resistir”.

Algo similar podríamos decir sobre los tiempos difíciles de desestabilización y de guerra económica y mediática sin tregua contra Venezuela. Cuba es para nosotras y nosotros símbolo inequívoco de la resistencia contra el imperio. Tengan la certeza de que Venezuela no va a ceder ni un palmo de terreno: estamos resistiendo y vamos a vencer con la fuerza de nuestra dignidad bolivariana y chavista.

Si alguna nación ha enfrentado retos y desafíos es, precisamente, Cuba.

Cuba es una consecuente y magnífica artesana de la Resistencia. De ese ejemplo hemos bebido en Nuestra América. De Cuba hemos aprendido a no vacilar, a no rendirnos porque nos asiste la razón, el amor a la Patria, la continuidad de la batalla histórica de nuestras Libertadoras y Libertadores por la Independencia. ¿Cuántos tiempos duros no ha sufrido Cuba? Y ahí está firme en la batalla de las ideas, de la organización, del debate.

Compañeras, compañeros:

A este Séptimo Congreso del Partido están atentos muchos ojos y oídos en el mundo, a pesar del ocultamiento, la tergiversación o el menosprecio de los grandes monopolios de la información.

Nosotros estamos seguros de que con su madurez política, su valentía y su conciencia, el Pueblo de Martí va a enfrentar victoriosamente las tormentas, pues no en vano las ha enfrentado y vencido siempre.

Hacemos nuestras las palabras de Raúl Castro en la inauguración de este espléndido Congreso:

“Lo peor que puede hacer un revolucionario, sea comunista o no, es quedarse cruzado de brazos ante los problemas… No tenemos ese derecho y menos en los tiempos que corren”.

Una vez más la historia nos pone frente a grandes desafíos y siendo la unión la clave de nuestras victorias, la Revolución Bolivariana ratifica su más profunda y fecunda unión con la Revolución Cubana, para seguir impulsando las transformaciones que lleven felicidad a nuestros pueblos.

La unión que nos ha permitido ser motores del Alba, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, que desde su fundación por los dos grandes comandantes Chávez y Fidel, se ha fortalecido marcando un rumbo de solidaridad y justicia, sembrando la región de numerosas conquistas sociales y llevando al mundo un mensaje de dignidad y esperanza.

La unión que marcó el nacimiento de la CELAC, Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe, que hace de nuestra región una zona de Paz.

Unidos defenderemos nuestra independencia, nuestras Revoluciones, nuestro camino al socialismo. Unidos construiremos la Patria Grande que soñaron nuestros Libertadores.

Cuba no está sola: Cuba nunca más estará ya sola. Y la Patria de Bolívar y Chávez está irrenunciablemente hermanada con la Patria de Martí y Fidel.

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!, ¡Hasta la Victoria Siempre!, ¡Independencia y Patria Socialista!, ¡Viviremos y Venceremos!