Un #amigo sincero visita la #historia inspiradora (#FidelEntreNosotros)

El homenaje a Fidel en Santa Ifigenia. Foto: Miguel Rubiera

Este viernes, el Presidente ecuatoriano recibirá la Orden José Martí, máxima condecoración del Consejo de Estado cubano, y le será otorgado el título Doctor Honoris Causa en la Universidad de La Habana.

Marina Menéndez Quintero
marina@juventudrebelde.cu
5 de Mayo del 2017 1:09:04 CDT

Intensa y llena de emociones fue esta jornada cubana del presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien comenzó la mañana del jueves rindiendo sentido homenaje al Apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, y al Comandante en Jefe Fidel Castro, en el cementerio de Santa Ifigenia, donde dijo que había tenido «la oportunidad de visitar la historia» y dejar la rosa blanca que cultivaba Martí para el amigo sincero.

Con los brazos abiertos y hospitalarios de siempre lo recibió la heroica ciudad que lo nombró Hijo Ilustre en ceremonia solemne en la Asamblea Municipal del Poder Popular, donde saludó a una multitud de pueblo que se congregó espontáneamente para aclamarlo y mostrar su solidaridad.

Correa manifestó que recibía esa condición en nombre de los hombres y las mujeres de su país, de su pueblo, y que constituía un honor ser hijo de la Cuna de la Revolución, reseñó el periódico Sierra Maestra.

Argumentó que solo le quedaban palabras de agradecimiento para el pueblo y el Gobierno cubanos, a Cuba como ejemplo de inspiración y muestra de cariño, en tanto hizo la exhortación a continuar trabajando por el fortalecimiento e integración desde el Sur.

La calidez santiaguera hacia el visitante hermano se demostró especialmente por la concentración popular de vecinos del distrito Abel Santamaría, asentamiento de los 28 edificios y 568 apartamentos construidos con la ayuda de Ecuador tras el paso del huracán Sandy.

Correa, quien fue acompañado por el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, miembro del Buró Político y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y por Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en el territorio, así como por autoridades de la provincia, dialogó franca y abiertamente con los santiagueros que le agasajaron.

El mandatario ecuatoriano también realizó una visita al Museo 26 de Julio, en el antiguo Cuartel Moncada, y sostuvo un encuentro en la Universidad de Ciencias Médicas con los estudiantes ecuatorianos en Santiago de Cuba.

Rafael Correa en el Moncada, Santiago de Cuba. Foto: Prensa Latina

Saluda Rafael Correa al pueblo de Santiago. Foto: Prensa Latina

Sello de la cujae para correa

En la Cujae, Correa recibió el sello conmemorativo. Foto: Abel Rojas Barallobre

A prepararse, porque son la esperanza de la Patria; para que no haya marcha atrás y que la Revolución Ciudadana no la pare nadie llamó el presidente Rafael Correa, en una velada con residentes de ese país en Cuba donde primaban los estudiantes que se capacitan en la Isla, y que tuvo por sede a la Universitaria Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, la conocida Cujae.

Encuentro de afectos y muchas emociones fue la denominada Noche cultural con la comunidad ecuatoriana en Cuba, a la que el líder ecuatoriano llegó poco después de las 8 y 30 de la noche procedente de Santiago, y en la que participaron también estudiantes cubanos, miembros del cuerpo diplomático y de la delegación que acompaña a Correa en esta, su última visita oficial a nuestro país como Presidente.

El Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel acompañó al querido visitante, quien tuvo como anfitriona a la rectora de la Cujae, Dra Alicia Alonso Becerra. Sus palabras abrieron el encuentro cuando dio a conocer la decisión de la institución que dirige de otorgar al Jefe de Estado ecuatoriano el Sello Ciudad Universitaria José Antonio Echeverría (el Sello de la Cujae), que ese centro otorga a instituciones, organizaciones y personalidades que hayan contribuido al desarrollo de la Educación Superior cubana y especialmente de la Cujae, y que se entregó a Correa, entre otras consideraciones, por ser un académico que ha hecho de la acción su mejor discurso, su contribución a la justicia social, y por ser ejemplo de revolucionario en el sentido que legara Fidel.

Conmovido se declaró el mandatario que cambió los destinos de Ecuador luego de recibir la condecoración, que para él fue una sorpresa, y el cariño de los muchos compatriotas que interrumpieron su paso a la llegada para saludarle, tomarse una foto y agradecerle.

No tienen nada que agradecerme, esos recursos son del pueblo ecuatoriano, les diría después Correa, y luego de apuntar que, aunque jamás se ha hecho tanto como ahora en su Patria, hay que hacer mucho más.

El mandatario se declaró Conmovido luego de recibir la condecoración. Foto: Abel Rojas Barallobre

Al retratar a sus hermanos ecuatorianos la actualidad del país, el Presidente aseveró que ya fue superada la recesión y se entrega el Gobierno con una economía recuperada. Pero, dijo, no ha sido fácil una campaña electoral en tiempos tan duros como los que provocó en Ecuador la recesión y el desplome de las exportaciones, los desastres naturales que afectaron al país, y los litigios con transnacionales que expolian nuestros recursos y que ocasionaron la pérdida al Estado de más de 1 100 millones de dólares, en tanto la derecha y los grandes medios se unían contra los candidatos de la Revolución con sus manipulaciones, hasta llegar a la farsa de acusar que había existido fraude.

El reconteo de los votos que se hizo, sin embargo, arrojó aún más puntos para el candidato de Alianza PAÍS, el electo nuevo presidente Lenín Moreno. Tienen el mismo libreto de la derecha venezolana, apuntó, intentar la deslegitimación y luego la violencia.

En cuanto a los motivos de su visita a Cuba, Correa recordó que se le había conferido el título Honoris Causa por la Universidad de La Habana —que recibirá este viernes—, y la Orden José Martí, que otorga el Consejo de Estado, honores que estimó no merecer.

En cualquier caso, señaló, la Orden la tendrá colgada en su pecho a partir de ahora. A Martí, dijo, lo ha tenido siempre en el corazón.

De su estancia durante el día en Santiago contaría que no podía dejar de visitar la tumba de Fidel, y habló del orgullo que ha significado para él haberlo conocido y recibido sus consejos. Narró también de su visita al cuartel Moncada donde, dijo, tuvo un guía excepcional en el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, uno de los protagonistas de la gesta del 26 de julio de 1953.

En el acto, que contó con las interpretaciones de Raúl Torres y Waldo Mendoza, del grupo ecuatoriano Una buena excusa y de artistas aficionados de ambos países, se escucharon también las palabras del embajador de Ecuador en Cuba, Fabián Solano, y del joven Harry Balda, a nombre de los estudiantes ecuatorianos en nuestro país.

A su arribo a la Cujae, el Presidente de Ecuador depositó una ofrenda floral ante la escultura que recuerda al líder universitario cubano que da nombre al centro de estudios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s