Pietro: El #Foro de #Sao Paulo es la unidad en la diversidad (Importancia)

Lula en los momentos de la fundación del Foro de Sao Paulo (1990)

El colectivo de Auca le trae a su consideración fragmentos de una entrevista le hiciera en enero pasado el corresponsal de Prensa Latina en Managua, Nicaragua, al representante del Frente Amplio de Uruguay, Carlos Alejandro Pietro, sobre la importancia del Foro de Sao Paulo.

El Foro de Sao Paulo es la unidad en la diversidad, reafirmó el representante del Frente Amplio de Uruguay, Carlos Alejandro Pietro, al resaltar la importancia del programa político aprobado por ese mecanismo multilateral.
Alrededor 40 delegados de más de 10 países se dieron cita en Managua 11 y 12 de enero para discutir el documento Consenso de Nuestra América como una plataforma común de los partidos de izquierda en la región.

‘Realmente, cuando surgió la idea, para nosotros fue la concreción de algo que el Foro se debía, porque nos parecía importante generar las condiciones de este debate en la izquierda’, dijo el político uruguayo en declaraciones a Prensa Latina.

Aseguró que se trata de un documento bastante completo, que va tener complementariedad y modificaciones en los próximos años, en base al desarrollo del plano político del continente.

Y subrayó que su verdadera riqueza es que no constituye una tesis cerrada, sino el debate estratégico de toda la América Latina para alcanzar un posicionamiento.

Algo que planteó el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, en el Foro de Sao Paulo de 1993, es que la bandera fundamental de la izquierda debe ser la unidad y por ello adoptamos este programa para promover el enfrentamiento al neoliberal, añadió Pietro.

El Frente Amplio de Uruguay, explicó, ‘es una organización donde estamos todos: la unidad en la diversidad, que es lo que nos define. No todos pensamos igual, no todos sentimos igual, nuestro proyecto final puede ser diferente. Pero hoy estamos unidos en premisas fundamentales.

‘Quienes estamos dentro del Foro somos los que queremos la felicidad y el bienestar de nuestros pueblos en contra de un modelo capitalista que, más allá de sus síntomas de agotamiento, hoy por hoy todavía tiene la capacidad de reinventarse como ha demostrado a lo largo de la historia’.

UNA HERRAMIENTA CONTRA EL NEOLIBERALISMO

Según el político uruguayo, la izquierda continúa apostando a que ese modelo caiga, por eso tiene la responsabilidad de contar con una herramienta que le permita responder a los eventos que plantee el futuro.

En ese sentido, aseveró que hoy día existe una incertidumbre muy grande con la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, pues un hecho sintomático es lo que está pasando con la planta que la compañía automotriz Ford iba a instalar en México y su papel para que eso no se concretara.

‘Nos preocupa muchísimo lo que está pasando en México’, aseguró al apuntar que sobre esa base, la izquierda debe valorar la posibilidad de presentar un candidato de consenso en las próximas elecciones del país.

Asimismo, puntualizó que fortalecer los procesos de paz en la región -y no solo el de Colombia- es otro eje principal para el empoderamiento de todo el trabajo social y de los gobiernos progresistas que logró cimentar la izquierda latinoamericana durante los últimos 10 años.

‘Queremos un continente libre de guerras y también para eso estamos apostando a una salida negociada en Venezuela, Paraguay, Ecuador y en los distintos países donde hay un enfrentamiento que tenga como principal figura en su trasfondo al imperialismo norteamericano’, argumentó.

El reto es reafirmar el trabajo que venimos desarrollando desde el surgimiento del Foro de Sao Paulo, mantener los gobiernos que hoy tenemos y dar una mano para recuperar aquellos lugares donde hemos cedido a las fuerzas de la derecha, agregó.

‘Hoy recuperar Brasil es una de las prioridades para todos nosotros, pues la realidad política muestra que hubo golde de Estado judicial contra un gobierno progresista, las condiciones están creadas y la figura de Lula sigue siendo emblemática para el pueblo brasileño’, dijo.

De igual manera, para el miembro de la Secretaría de Relaciones Internacionales del Frente Amplio de Uruguay en Argentina está claro el camino emprendido por la administración de Mauricio Macri y la derecha reaccionaria.

‘Muchos lo estamos viendo a diario en el cono sur. Creo que va terminar muy mal la derecha en Argentina, porque están utilizando todas las herramientas habidas y por haber para que sea el pueblo argentino el que pague el peso de la crisis’, valoró.

En tanto, de Paraguay observó que la principal tarea de la izquierda pasa por dar una mano para que todos los ciudadanos puedan tener la posibilidad de presentarse como candidatos a la presidencia libremente, incluido el exmandatario Fernando Lugo, pues ‘justo él es quien encabeza todas las encuestas’.

‘La libertad y la autodeterminación de los pueblos es otra premisa fundamental que siempre ha estado presente para la izquierda’, recalcó Pietro.

NICARAGUA, UN FARO DE LA IZQUIERDA

Al ser preguntado por qué Nicaragua fue escogida como escenario para adoptar esta propuesta de consenso del Foro de Sao Paulo, expuso que el país centroamericano ‘encarna un ejemplo de lucha y de vigencia revolucionaria.

‘El triunfo de la Revolución Sandinista en 1979 fue para nosotros una luz de esperanza, cuando estábamos en medio de la dictadura más feroz de Uruguay (1973-1985)’, explicó.

Y a modo de anécdota relató que en Uruguay existía entonces un campo de concentración de la dictadura en la ciudad que se llama Libertad, donde los presos no tenían forma de acceder a las noticias del exterior.

Sin embargo, el día que se enteraron del triunfo de la Revolución Sandinista el 19 de julio de 1979, colgaron en las ventanas, prendidos a los barrotes, una ropa interior, o una media, o una camisa que fuera de color rojo y otra prenda negra al lado.

De ahí que, al mirar desde afuera la fachada de la cárcel, se veían en todas las ventanas los colores del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) como festejo de los presos por esa victoria.

‘Eso les costó 60 días de confinamiento como castigo, pero lo importante fue el otro significado que tuvo: en medio de la noche más larga de Uruguay había una luz en el camino, que estaba indicando que sí se podía’, expresó Pietro.

‘Hoy volvemos otra vez a Nicaragua, donde la reafirmación del FSLN en el gobierno se da en términos de un resultado electoral aplastante para la derecha, que es parte de la respuesta del pueblo nicaragüense a las conquistas sociales que han permitido mejorar considerablemente sus condiciones de vida y de bienestar en general.

‘Por tal motivo, Nicaragua es una vez más la luz que fue en 1979 para todos nosotros, a partir de aquel triunfo revolucionario, y por eso concertamos acá este esfuerzo unitario de la izquierda latinoamericana’, finalizó el delegado uruguayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s