Quince preguntas y respuestas sobre lo que pasó con #Cuba en #Perú

La denuncia de las injerencias y marañas de la OEA y Estados Unidos alcanzaron el máximo nivel durante las jornadas oficiales. Más de 28 000 usuarios de Twitter compartieron mensajes sobre el evento, muchos en solidaridad con Cuba. Sin embargo, a pesar de los muchos datos que circularon, hay personas que pudieron no entender lo sucedido durante los últimos siete días. Por eso, Granma invita a repasar la respuesta a estas 15 preguntas frecuentes sobre lo que sucedió con Cuba en Perú

La asistencia de Cuba a la Cumbre de las Américas es un derecho legítimo, ganado con el apoyo de los gobiernos de la región. Foto: Roberto Suárez

Si usted estuvo frente a su televisor, escuchó la radio, leyó periódicos, o navegó por internet durante la última semana, habrá consumido mucha información sobre la VIII Cumbre de las Américas, que tuvo lugar en Lima, Perú.

Sigue leyendo

¿A qué va #Estados Unidos a la #Cumbre de Lima?

Tomado de Cubadebate

Las Cumbre de las Américas fueron convocadas por el gobierno de Estados Unidos en un momento que se sintió en una posición fortalecida en el contexto del Hemisferio Occidental y a nivel mundial. La primera de ella fue realizada en la ciudad de Miami, en 1994. A principios de la década de 1990 del siglo XX se consideraba había terminado la “Guerra Fría” y el llamado sistema bipolar de relaciones internacionales, por la desaparición de la URSS y el Campo Socialista en Europa del Este. Todo ello creaba una percepción triunfalista del capitalismo y el imperialismo, en particular su principal centro: Estados Unidos.

En ese momento el presidente estadounidense William Clinton proyectaba la idea de que el mercado libre sería el componente principal de las relaciones interamericanas. Se debía garantizar su institucionalización después de haber aplicados ajustes estructurales neoliberales en la década de 1980 mediante los acuerdos de libre comercio. En la Cumbre de Miami se lanzó el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que con la sola excepción de Cuba, debía articular el sistema de dominación de Estados Unidos sobre la región para el nuevo siglo. Consideraban que la reinserción de la Mayor de las Antillas al sistema de dominación imperialista era cuestión de tiempo.

Sigue leyendo

Presidente #Maduro confirma que no irá a la #Cumbre de las Américas (+Tweets)

Tomado de Cubadebate

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este martes que no asistirá a la Cumbre de las Américas, evento que se realizará el próximo 13 y 14 de abril en Perú.

El pasado jueves el jefe de Estado indicó que se encontraba evaluando su participación en dicho evento y que no era prioridad de la política exterior de Venezuela asistir.

En esa oportunidad, Maduro recalcó que estas cumbres son “una pérdida de tiempo” porque no se discuten “temas para la vida de los pueblos y no se toman decisiones” en favor de la región.

Sigue leyendo

#Trump no puede con #Venezuela ni con la #Cumbre de los Pueblos (+ imágenes)

Por Carlos Aznárez/ Resumen Latinoamericano

Con talleres, debates intensos y reflexiones para el tiempo difícil que se vive en el continente, comenzó el martes la cumbre de los Pueblos en Lima.  Como todo acontecimiento de izquierda que se precie, la juventud de muchos y muchas se entremezcló con la presencia de veteranos en estas lides del anttiimperialismo y el anticapitalismo. Nadie vino al Perú a contar batallitas del pasado sino a intentar discutir cómo se construye un futuro diferente a este mundo que plantean intermitentemente desde Washington. Sigue leyendo

#CumbrePerú, América Latina muy poco que esperar

    Por Waldo Mendiluza/ Razones de Cuba
En tiempos del regreso de recetas neoliberales, de cruzadas contra líderes progresistas y de Donald Trump en la Casa Blanca, la VIII Cumbre de las Américas, en Lima, parece ofrecer muy poco a quienes aspiran a una Latinoamérica unida y menos desigual.
De por sí, estas citas continentales que comenzaron en Miami en 1994 no han sido más que una pieza dentro de la visión estadounidense de América Latina, a la cual círculos de poder en el país norteño ven como su traspatio, postura avalada por la revitalizada Doctrina Monroe (proyección hegemónica e intervencionista hacia la región).

Sigue leyendo