#México plantea a #EEUU a invertir US$10.000 millones anuales en Centroamérica para frenar ola migratoria

Por AFP

El canciller de México, Marcelo Ebrard, exhortó el viernes a Estados Unidos a invertir en Centroamérica al presentar en la Casa Blanca una multimillonaria iniciativa para la región que busca frenar la ola migratoria hacia el norte.

“Es lo más sensato que podemos hacer”, dijo tras reunirse con el asesor presidencial y yerno de Trump, Jared Kushner, y el secretario interino de Seguridad Interior, Kevin McAleenan.

Convencido de que el muro fronterizo que propugna Trump no evitará las caravanas migrantes que tanto enfurecen al mandatario estadounidense, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quiere que Estados Unidos ayude a financiar una especie de “Plan Marshall” para el sur de México y el llamado Triángulo del Norte centroamericano.

“El argumento que respalda este programa es la eficacia”, dijo Ebrard. “Esperamos que la administración de Estados Unidos valore nuestros argumentos”.

El programa requerirá una inversión de “alrededor de 10.000 millones de dólares al año” durante una década, que deberían ser aportados tanto por México (que prevé destinar unos 25.000 millones en el sexenio), como por Guatemala, Honduras y El Salvador, pero también por Estados Unidos, Canadá, Europa y otros donantes internacionales, dijo Ebrard, que la semana próxima irá a Berlín a buscar apoyos. Sigue leyendo

Lección de diplomacia en la era #Trump: «o están conmigo o no hay dinero»

De 

Entre medias verdades sobre la economía, que buscan ocultar los graves problemas de su Gobierno, y amenazas contra medio mundo para distraer la atención, el presidente Donald Trump ofreció este martes una lección de diplomacia made in Washington.

Durante su discurso del Estado de la Unión, efectuado en la noche del martes ante el Congreso, el mandatario norteamericano siguió la tradición de pasar balance a su primer año en la Casa Blanca y acuñó una nueva filosofía al estilo de George W. Bush y su «o están conmigo o están con los terroristas».

El magnate neoyorquino, más acostumbrado a los negocios que a otra cosa, encontró ahora su propia fórmula para el desastre: «o están conmigo u olvídense del dinero».

Sigue leyendo