Discurso de Fidel Castro: El pueblo cubano vencerá.

Fidel Castro en la clausura del VII Congreso del Partido Comunista Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Discurso del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, en la clausura del 7mo Congreso.

Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles. En una reunión como esta, en la que se congregan más de mil representantes escogidos por el propio pueblo revolucionario, que en ellos delegó su autoridad, significa para todos el honor más grande que han recibido en la vida, a este se suma el privilegio de ser revolucionario que es fruto de nuestra propia conciencia.

¿Por qué me hice socialista, más claramente, por qué me convertí en comunista? Esa palabra que expresa el concepto más distorsionado y calumniado de la historia por parte de aquellos que tuvieron el privilegio de explotar a los pobres, despojados desde que fueron privados de todos los bienes materiales que proveen el trabajo, el talento y la energía humana. Desde cuándo el hombre vive en ese dilema, a lo largo del tiempo sin límite. Sé que ustedes no necesitan esta explicación pero sí tal vez algunos oyentes.

Simplemente hablo para que se comprenda mejor que no soy ignorante, extremista, ni ciego, ni adquirí mi ideología por mi propia cuenta estudiando economía. Sigue leyendo

Correa lamenta que #EEUU quiera finalizar bloqueo a #Cuba por el motivo equivocado.

CARLA LOAIZA / ANDES – El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, lamentó que su homólogo estadounidense, Barack Obama, quiera poner fin al embargo contra Cuba simplemente porque “no funcionó” y no porque atenta contra el derecho internacional, al intervenir la noche del lunes en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Correa dijo que “entristece” cuando se escucha al presidente Obama que propone “cambiar 50 años de embargo, no porque ha roto con todo el derecho interamericano, con todo el derecho internacional, con todos los derechos del pueblo cubano, sino porque (dicha medida) no ha funcionado”.

Este lunes, al intervenir en el foro mundial, Obama dijo que confía en que el Congreso estadounidense “inevitablemente levantará un embargo que no debería estar más en vigor”, pues a su juicio medio siglo de políticas de aislamiento contra la isla no sirvieron para generar los cambios deseados por Washington.

El mandatario ecuatoriano añadió que su país “mira con esperanza el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y espera que ese proceso conlleve al fin del embargo y al retiro de la base (militar) de Guantánamo”, lo cual, enfatizó, “no será concesión de ningún poder sino el triunfo de la justicia y de la dignidad del pueblo cubano”.

En un repaso sobre cuestiones de la política internacional, Correa también saludó el acuerdo alcanzado por el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para firmar la paz a más tardar en marzo de 2016.

“Ecuador anhela la paz para Colombia y los apoyamos en este empeño”, sostuvo Correa, quien también manifestó su apoyo a Argentina en el reclamo de soberanía por las islas Malvinas, cuya ocupación por parte de Reino Unido denunció como un “rasgo de neocolonialismo en el siglo XXI absolutamente inaceptable”.

Asimismo, abogó por el reconocimiento de Palestina como Estado miembro de la ONU con “plenos derechos, y expresó su solidaridad a Siria, advirtiendo que “ciertas potencias hicieron caso omiso al principio de no interferencia en asuntos extranjeros y solo exacerbaron la violencia” en ese país.

El jefe de Estado ecuatoriano cumple una apretada agenda en Nueva York, adonde llegó el sábado pasado para participar en la Cumbre de Desarrollo Sostenible para la adopción de la Agenda Post 2015 e intervenir en el debate de la Asamblea General de la ONU.

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente.

Discurso de #Raúl en la ONU: “No renunciaremos jamás a la solidaridad, dignidad y justicia social”

Discurso de Raúl Castro Ruz en la Cumbre de las Naciones Unidas dedicada a la aprobación de la agenda para el desarrollo después del 2015, Nueva York, 26 de septiembre de 2015

Estimados jefes y jefas de Estado y de Gobierno:

Distinguidos jefes y jefas de delegaciones:

Señor Secretario General de las Naciones Unidas:

Señor Presidente:

La inestabilidad en numerosas regiones tiene sus raíces en la situación de subdesarrollo en que viven dos tercios de la población mundial.

La Agenda de Desarrollo Posterior al 2015 parece ser ambiciosa, pero el entusiasmo no debe hacernos olvidar las realidades.

Los avances, quince años después de adoptados los Objetivos de Desarrollo del Milenio, son insuficientes y desigualmente distribuidos. Persisten, e incluso se agravan en muchos casos, niveles inaceptables de pobreza y desigualdad social, incluso en las propias naciones industrializadas.  La  brecha entre el Norte y el Sur y la polarización de la riqueza se incrementan.

Constatamos que estamos aún muy lejos de contar con una verdadera asociación mundial para el desarrollo.

No menos de 2 mil 700 millones de personas en el mundo viven en la pobreza. La tasa global de mortalidad infantil en menores de cinco años, sigue siendo varias veces la de los países desarrollados. La mortalidad materna en las regiones en desarrollo es 14 veces más alta que en aquellos.

En medio de la actual crisis económica y financiera, los acaudalados y las compañías transnacionales se hacen cada vez más ricos, y aumentan dramáticamente los pobres, los desempleados y las personas sin casa debido a crueles políticas llamadas “de austeridad”.  Oleadas de inmigrantes desesperados arriban a Europa huyendo de la miseria y de los conflictos que otros desataron.

Los medios para implementar la Agenda, sin compromisos medibles ni calendarios, no son proporcionales al alcance de sus 17 objetivos de desarrollo sostenible.

Si queremos un mundo habitable, de paz y concordia entre las naciones, de democracia, justicia social, dignidad y respeto a los derechos humanos de todos, tendríamos que adoptar cuanto antes compromisos tangibles en materia de ayuda al desarrollo y solucionar el problema de la deuda ya pagada varias veces. Habría que construir otra arquitectura financiera internacional, eliminar el monopolio tecnológico y del conocimiento, y cambiar el orden económico internacional vigente.

Los países industrializados debieran aceptar su deuda histórica y ejercer el principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. No puede esgrimirse como pretexto la falta de recursos cuando se invierten 1,7 millones de millones de dólares anuales en gastos militares, sin cuya reducción no serán posibles el desarrollo ni una paz estable y duradera.

Sr. Presidente:

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, la apertura de embajadas y los cambios que el presidente Barack Obama ha declarado en la política hacia nuestro país constituyen un importante avance, que ha concitado el más amplio apoyo de la comunidad internacional.

Sin embargo, persiste el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, por más de medio siglo, el cual causa daños y privaciones al pueblo cubano, es el principal obstáculo para el desarrollo económico de nuestro país, afecta a otras naciones por su alcance extraterritorial y continúa perjudicando los intereses de los ciudadanos y las compañías estadounidenses. Esta política es rechazada por 188 Estados miembros de las Naciones Unidas que demandan ponerle fin.

Pese a todo, Cuba cumplió los Objetivos de Desarrollo del Milenio y brindó su cooperación a otros países en desarrollo en varios sectores, lo que continuaremos haciendo en la medida de nuestras modestas posibilidades.

No renunciaremos jamás a la dignidad, la solidaridad humana y a la justicia social, que son convicciones profundas de nuestra sociedad socialista.

Muchas gracias.

#Raúl Castro: Persisten niveles inaceptables de pobreza y desigualdad en el mundo

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz intervino la mañana de este sábado en la cumbre de la ONU sobre los objetivos de desarrollo sostenible 2015-2030.

“Los avances, quince años después de adoptados los Objetivos de Desarrollo del Milenio, son insuficientes y desigualmente distribuidos. Persisten, e incluso se agravan en muchos casos, niveles inaceptables de pobreza y desigualdad social, incluso en las propias naciones industrializadas”, destacó el presidente cubano.

Asimismo, se refirió en su breve y contundente discurso a las problemáticas que afectan al mundo de hoy como las crisis migratorias, motivadas por los conflictos bélicos y la dura situación económica que enfrenta una parte de la humanidad, lo cual incrementa la brecha entre el Norte y el Sur y la polarización de las riquezas.

“No menos de 2 mil 700 millones de personas en el mundo viven en la pobreza. La tasa global de mortalidad infantil en menores de cinco años, sigue siendo varias veces la de los países desarrollados. La mortalidad materna en las regiones en desarrollo es 14 veces más alta que en aquellos”, precisó.

Raúl enfatizó también en la importancia de que los debates sobre temas como los objetivos de desarrollo sostenible compulsen a la toma de acuerdos que se puedan concretar en acciones.

Si queremos un mundo habitable de paz y concordia entre las naciones, de democracia, justicia social y respeto a los derechos humanos de todos, tendríamos que adoptar compromisos tangibles en materia de ayuda al desarrollo y solucionar el problema de la deuda, ya varias veces pagada, expresó. Sigue leyendo

Raúl Castro en III Cumbre de #CELAC: La solidaridad en Nuestra América será decisiva.

Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la III Cumbre de la CELAC, Costa Rica, el 28 de enero de 2015, “Año 57 de la Revolución”.

Estimado Presidente Luis Guillermo Solís;

Estimadas Jefas y Jefes de Estado o de Gobierno de América Latina y el Caribe;

Estimados Jefes de Delegaciones e invitados que nos acompañan:

Nuestra América se ha adentrado en una época nueva y ha avanzado, desde la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en sus objetivos de independencia, soberanía sobre sus recursos naturales, integración, construcción de un nuevo orden mundial, justicia social y democracia del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Existe hoy un compromiso con la justicia y el derecho de los pueblos superior al de cualquier otro período histórico.

Juntos, somos la tercera economía a nivel mundial, la zona con la segunda mayor reserva petrolera, la mayor biodiversidad del planeta y con una alta concentración de los recursos mineros globales.

Desarrollar la unidad en la diversidad, la actuación cohesionada y el respeto a las diferencias seguirá siendo nuestro primer propósito y una necesidad ineludible, porque los problemas del mundo se agravan y persisten grandes peligros y recios desafíos que trascienden las posibilidades nacionales e incluso subregionales.

En el último decenio, las políticas económicas y sociales y el crecimiento sostenido, nos permitieron enfrentar la crisis económica global y posibilitaron una disminución de la pobreza, el desempleo y la desigual distribución de ingresos.

Las profundas transformaciones políticas y sociales llevadas a cabo en varios países de la región han traído la dignidad a millones de familias que han salido de la pobreza.

Pero la región de América Latina y el Caribe es aún la más desigual del planeta. En promedio, el 20% de los hogares con menores ingresos capta el 5% de los ingresos totales; 167 millones de personas sufren todavía de la pobreza, uno de cada cinco menores de 15 años vive en la indigencia y la cifra de analfabetos supera los 35 millones.

La mitad de nuestros jóvenes no tienen educación secundaria o noveno grado de enseñanza, pero en el sector de menos ingresos no la completa el 78%. Dos tercios de la nueva generación no llegan a la universidad.

Crecen las víctimas del crimen organizado y de la violencia que amenazan la estabilidad y el progreso de las naciones.

¿Qué pensarán las decenas de millones de marginados acerca de la democracia y los derechos humanos? ¿Cuál será su juicio sobre los modelos políticos? ¿Qué opinarán acerca de las leyes electorales? ¿Es esta la sociedad civil que toman en cuenta los gobiernos y las organizaciones internacionales? ¿Qué dirían si se les consultara sobre las políticas económicas y monetarias?

Poco tienen que mostrar a nuestra región, en estos aspectos, muchos de los Estados industrializados donde la mitad de sus jóvenes están en el desempleo, se descarga la crisis sobre los trabajadores y los estudiantes a los que se reprime, mientras se protege a los banqueros, se impide la sindicalización, se paga inferior salario a las mujeres por trabajo igual, se aplican políticas inhumanas contra los inmigrantes, crece el racismo, la xenofobia, el extremismo violento y tendencias neofascistas, y donde los ciudadanos no votan porque no ven alternativa a la corrupción de la política o saben que las promesas electorales se olvidan muy pronto. Sigue leyendo

Discurso de Roy Chaderton Matos ante la OEA en el homenaje al presidente Chávez

Queridos Colegas, amigos y camaradas, en nombre del pueblo de Venezuela doy gracias por este noble homenaje a nuestro líder e inspirador el Comandante y Presidente Hugo Chavez Frías, a todos los jefes de estado y de gobierno reunidos en la cumbre súbita de la CELAC en Caracas y a todos los representantes de los países miembros de la OEA que enviaron delegaciones especiales, al Sr. Presidente del Consejo Permanente el Embajador Denis Moncada al Sr. Secretario General Jose Miguel Insulza a todos ellos, por acompañarnos ese día de los funerales de estado, en nuestro dolor, a los expresidentes Lula Da Silva, Manuel Zelaya, Fernando Lugo y Leonel Fernandez y al Ex primer Ministro de Canadá que simbolizo la solidaridad autentica del pueblo canadiense, gracias también a todas las personas individuales, líderes sociales, artistas, intelectuales, y héroes deportivos de todo el mundo que han marchado con nosotros en esta procesión luctuosa. Sigue leyendo