Nota de la Embajada de Cuba en Estados Unidos

La delegación cubana al 57 Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), encabezada por el Ministro de Salud José Ángel Portal no podrá asistir a este evento debido a que sus visas fueron denegadas por el gobierno de EE.UU. El Consejo Directivo de la OPS constituye el encuentro más importante entre autoridades de salud de toda la región.

Expresamos nuestro rechazo a esta acción arbitraria y denunciamos que con la denegación de sus visas, el gobierno de EEUU viola injustificadamente sus obligaciones como país anfitrión de una organización internacional. Una vez más, este gobierno intenta silenciar la voz de Cuba, esfuerzo que se suma a la campaña que ha venido desarrollando para obstaculizar los programas de cooperación médica de nuestro país con otras naciones.

Cuba continuará contribuyendo al noble propósito de mejorar las condiciones de salud y el bienestar de los países que así lo soliciten, fiel a su solidaridad y vocación internacionalista

¿Qué se siente Trump? India impone aranceles a Estados Unidos de hasta 70% en productos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es quien origino la guerra comercial, primero fue China, después México y ahora es India; este último le impuso aranceles a 28 de los más altos productos estadunidenses, esto le permitía exportar mercancías por hasta 5 mil 600 millones de dólares a Estados Unidos libres de aranceles.

India aumentará los aranceles a 28 categorías de productos de Estados Unidos en respuesta a las medidas de Donald Trump. Sigue leyendo

El camino al error se repite para las relaciones #EEUU – #Cuba.

La política es errónea. Estados Unidos intentó ya imponer estrictas sanciones durante 60 años, y el Partido Comunista de Cuba permaneció plenamente en control. Con esta visión de ganar el voto del 2020 en Florida, donde muchos cubanoestadounidenses mayores tienden a recibir bien políticas duras, Trump está deshaciéndose de algunos de los movimientos del presidente Barack Obama.

Si la política de Obama fue todo miel y nada de vinagre, el arsenal de políticas exteriores de Trump es en gran parte ira y amargura. En las políticas de Trump, Estados Unidos se ve como un país decidido a intimidar y acosar a su paso por el mundo, con poco interés por los seres humanos.

Sus palabras cálidas y su halago las reserva para algunos de los peores tiranos del mundo. El resto – incluyendo los amigos- son zarandeados.

Millones de ciudadanos estadounidenses son extraordinariamente amables, generosos y de mentalidad abierta no Trump. Se pavonea en el escenario mundial fomentando la imagen de un país cruel, egoísta y sus políticas provocan temor y desprecio.

Las noticias de Cuba surgieron mientras Trump representaba a Estados Unidos en el Reino Unido, una visita que él comenzó con un insulto para el alcalde de Londres Sadiq Khan, al que llamó un “verdadero perdedor.”

Khan había criticado a Trump antes de la llegada de éste último, pero Trump – que devuelve los golpes a sus críticos- respondió de una manera que hubiera sido inimaginable con cualquier otro presidente de Estados Unidos.

También menospreció a Meghan Markle, la esposa estadounidense del príncipe británico, después que le contaran que ella también lo había criticado, y él mintió en repetidas ocasiones en una conferencia de prensa durante el viaje. A Trump le gusta decir que está haciendo que la gente respete a Estados Unidos nuevamente, pero está avergonzando al país.

En Cuba y en otras partes, su estilo de acoso – espectacularmente falto de elegancia diplomática – es del agrado de sus seguidores más devotos, pero no parece haber logrado nada. Con demasiada frecuencia parece estar motivado por sus impulsos emocionales, como los de un niño inseguro, que empuja y amenaza a enemigos reales y a aquellos que percibe como enemigos, en vez de examinar las causas y establecer un rumbo inteligente.

El mundo está prestando atención. Las enormes protestas contra él, en Londres demostraron que hay gente que está siguiendo las crueldades del gobierno de Trump. Un manifestante, por ejemplo, portaba un cartel que decía “los niños enjaulados también tienen corazones que laten.” La referencia fue para los miles de niños que el gobierno separó de sus padres en la frontera con México, que aún sigue siendo uno de los episodios más bochornosos en la historia de Estados Unidos.

Con su estilo típicamente vengativo, Trump ha eliminado la ayuda a países centroamericanos de los que miles de familias migrantes salen hacia Estados Unidos para escapar a la violencia y miseria. La eliminación de la ayuda asegurará que aumenten los motivos por los que estas personas dejan esos países y, empeorará la crisis en la frontera mexicana-estadounidense.

Ahora, supuestamente en contra del consejo de sus propios asesores, Trump amenaza con imponerle aranceles a México si no detiene a las centroamericanos que cruzan su territorio en dirección hacia Estados Unidos.

Del mismo modo que con las amenazas contra México, la acción contra Cuba castiga a los estadounidenses. Los consumidores estadounidenses tendrán que pagar por cualquier arancel que se les impongan a las importaciones mexicanas, y no tendrán permiso para viajar a Cuba. A fin de castigar a Cuba.

Trump está restringiendo la libertad de los estadounidenses de viajar a la isla. Las visitas a Cuba se han disparado. En los primeros cuatro meses de este año, más de 142.000 estadounidenses se detuvieron en Cuba durante su viaje en un crucero. Muchos otros fueron en avión; los vuelos comerciales desde Estados Unidos seguirán bajo las nuevas restricciones, explicó un vocero del Departamento de Estado. Los vuelos corporativos y privados no gozarán de ese permiso.

Las verdaderas víctimas de las nuevas reglas serán los cubanos. Los cubanos, de la misma manera que el resto del mundo, están viendo el lado malhumorado y vengativo de Estados Unidos; no es tan acogedor como solía serlo, sino que tiene una actitud de enfado, malintencionado y, encima de todo, bastante inepto.

Comunicado: #Venezuela rechaza sanciones de #EEUU contra miembros de la #Constituyente

A través de un comunicado, la cancillería venezolana rechazó recientemente las nuevas sanciones unilaterales aplicadas por la administración norteamericana contra ocho integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El Ministerio para las Relaciones Exteriores desconoció esta nueva agresión y calificó las medidas de ilegales y violatorias del derecho internacional y las consideró parte de una persecución política contra quienes defienden el proceso democrático del país sudamericano.

Insistió en que la administración del mandatario Donald Trump intenta castigar a ciudadanos y ciudadanas venezolanos por el simple hecho de haber promovido la ANC, así como por ser electos.

Sigue leyendo